Huracán le ganó 1 a 0 Independiente Rivadavia, gol de Ignacio Pussetto a los 15 minutos del primer tiempo.

El Globo arrancó mejor y por eso no sorprendió que llegara al gol con un cabezazo de Pussetto.

De a poco Independiente Rivadavia equilibró el juego y de a poco fue transformando en figura al arquero Meza.

En el segundo tiempo, las acciones eran equilibradas. A los 21 los mendocinos se quedaron con uno menos por la expulsión de Franco Petrasso. A partir de ahí, el juego se acható y los locales cerraron el partido quedándose con los tres puntos que le permiten estar en el trío de punta.

Con Frank Kudelka al mando en su segundo período en el club, el Globo toma vuelo, por ahora más numérico en las posiciones que futbolístico en el césped, pero suficiente para alejarse del lote de fondo de los acechados por el descenso, tanto en la tabla anual de puntos como en la de los promedios.

Las dos tablas aprietan, y mucho, a Independiente Rivadavia, uno de los ascendidos en esta temporada y último en ambas, y la Lepra mendocina apretó a su vez a Huracán en el propio Palacio Ducó, bastante cubierto de hinchas quemeros que se entusiasman con un equipo que, por fin, entrega alegrías. Y que, de paso, avanza en la Copa Argentina, que lo tiene entre sus octavofinalistas (se cruzará con Argentinos Juniors).