Río Cuarto | Llamosas | SAT | transporte

Directivos de la SAT fueron a hablar con Llamosas, pero no hubo reunión

Los recibió por unos minutos el secretario de Servicios Públicos, Marcelo Bressan. Los empresarios le advirtieron que la situación es crítica y que los fondos no les permitirían afrontar los salarios en 15 días

Más de una decena de directivos de la empresa SAT llegaron ayer sorpresivamente al Palacio de Mójica para pedir una reunión urgente con el intendente Juan Manuel Llamosas. A pesar de que esperaron unos minutos en el hall de entrada, sólo pudieron conversar de manera escueta con el secretario de Servicios Públicos, Marcelo Bressan, que ingresó a paso agitado por la puerta principal que da a calle General Paz. El funcionario municipal los invitó a los directivos de la SAT a la sala de reuniones pero el encuentro fue breve. Los representantes de la empresa de transporte le dijeron que querían hablar directamente con el intendente Llamosas y ante la imposibilidad de lograr ese encuentro, prefirieron retirarse. No hubo posibilidad de avances. Desde el Municipio se aseguró que están realizando gestiones para intentar mejorar la situación mientras recordaron que para el trimestre octubre, noviembre y diciembre está previsto un desembolso de $ 15 millones mensuales, pero que el mes pasado ese monto recibió un refuerzo de $ 5 millones adicionales. Incluso, en septiembre, los $ 12 millones previstos también fueron engrosados con otros $ 5 millones.

Pero en la empresa muestran que los ingresos por colectivo que reciben actualmente entre los tres niveles del Estado son menos de la mitad de lo que perciben las empresas en la capital provincial. Según explicaron, cada unidad en Río Cuarto alcanza 1,1 millón de pesos mensuales mientras en la ciudad de Córdoba, $2,5 millones.

Según la empresa, cada unidad en Río Cuarto recibe $ 1,1 millón en subsidios mensuales mientras en Córdoba, $ 2,5 millones en total.

Entonces, el conflicto tiene esta vez una particularidad: no hay mayores atrasos en los fondos que entregan Nación, provincia y Municipalidad. Incluso, ayer este diario publicó que la SAT recibió de la Nación el monto correspondiente a octubre. Esta vez la dificultad tiene que ver con que aún con las partidas al día la empresa asegura que no tiene recursos para afrontar los costos, entre ellos los salarios. Y ayer alertó que difícilmente pueda cumplir el 5 de diciembre con el pago y peor aun, con los aguinaldos.

El sistema de transporte tiene dos granes flujos de financiamiento: subsidios y el costo del boleto que pagan los usuarios. Este último sería la otra opción que evalúa el Municipio y que reclama también la SAT, aún sabiendo la situación del bolsillo de los pasajeros. Es que el costo del pasaje permanece sin cambios a un valor de 170 pesos cuando en Santa Fe es de $ 220 y en Córdoba y Rosario, desde el fin de semana, alcanzó los $ 240. Hasta mediados de año Río Cuarto intentó seguir cerca de esas ciudades que se venían moviendo en tandem con el precio del boleto y los reclamos a la Nación por la distribución de los subsidios. Pero en los últimos meses eso se fue modificando con un precio local algo más retrasado. Ahora para igualar el monto de Córdoba debería aplicarse una suba del 41%, algo poco probable que otorgue el Municipio.