Provinciales | Llaryora | juez | capital

Se afianza la candidatura de Llaryora y Schiaretti conserva una alta aprobación

El gobernador y el intendente de Córdoba mantienen entre el 65,5 y el 69 por ciento de aprobación en medio de una situación nacional angustiante. Llaryora se impone en intención de voto en capital e interior

El panorama político en el oficialismo provincial va afianzándose según las encuestas. Mientras el gobernador, JuanSchiaretti, conserva altos índices de aprobación, el intendente de Córdoba se encamina a convertirse en el candidato a gobernador para el año próximo.

El último ranking de gobernadores e intendentes que dio a conocer la consultora de opinión CB señaló que Schiaretti sigue entre los gobernadores con más alta imagen del país. Actualmente, el mandatario provincial ostenta un 69,1 por ciento de aprobación contra un 27,4 por ciento de desaprobación. Está en el podio de los gobernantes mejor considerados.

Por otra parte, Martín Llaryora también muestra elevados índices de imagen positiva. Está, según CBconsultora, con un 65,5 por ciento de aprobación.

El dato no es menor al tener en cuenta cuál es el panorama para la dirigencia a nivel nacional en un marco de crisis económica y social profunda.

Un relevamiento a nivel país de la encuestadora Solmoirago, que encuestó a 2.000 personas en toda Argentina, reveló que el 64,6 por ciento de la población tiene una imagen entre mala y muy mala del gobierno nacional y sólo el 26 por ciento lo aprueba. El presidente Alberto Fernández tiene una imagen negativa del 65,9 por ciento y una positiva del 29,8; mientras que Cristina Fernández está en el 65,5 por ciento de negativa contra el 29,6 por ciento de positiva.

El contexto es de mayoritario rechazo a la política.

Sin embargo, los gobernantes a nivel provincial se sostienen en elevados índices de aprobación según los sondeos.

Y así se han mantenido a lo largo de los últimos meses.

Por ejemplo, según una encuesta de Zuban Córdoba y Asociados realizada en mayo en Córdoba capital, Llaryora tenía una intención de voto de entre el 44,6 por ciento y el 46,1 por ciento. El índice cambia de acuerdo a quiénes sean los candidatos opositores. Por otra parte, Luis Juez, de Juntos, oscilaba entre el 28 y el 28,9% en la capital.

Si se toma el mes de junio, otra encuestadora, en este caso Corinto Centro de Estudios, mostró también una ventaja considerable de Llaryora en Córdoba capital. Ese sondeo arrojó que el actual intendente tenía una intención de voto del 39 por ciento contra el 33 por ciento del senador Juez.

Otros sondeos de encuestadoras nacionales, más sectorizados en Córdoba capital, permiten obtener panoramas por áreas. Por ejemplo, un relevamiento en Villa Libertador señaló que allí Llaryora tiene un 40,2 por ciento de intención de voto contra un 13,9 por ciento de Juez.

En la ciudad de San Francisco, de donde es oriundo Llaryora, las ventajas se afianzan aún más de cara a 2023. Allí, según un estudio de Borgognoni Consultoría Política, el dirigente justicialista alcanzó este mes una intención de voto del 56,3 por ciento, contra el 18,9 por ciento del senador de Juntos.

Hay más datos que marcan cuál es la realidad en el interior. Tres sondeos realizados en Villa María, Río Cuarto y Marcos Juárez permiten tener un panorama preelectoral.

En Río Cuarto, Llaryora alcanza el 36,30 por ciento de intención de voto, mientras que Juez llega al 25 por ciento.

En la ciudad cabecera del departamento San Martín, los datos muestran a Llaryora con un 27,3 por ciento de intención de voto contra el 24,4 por ciento que tiene Juez. En esa ciudad, el 22,8 por ciento no se inclina por ahora por ninguno de los dos posibles candidatos a la gobernación.

Marcos Juárez, bastión del Pro, es el único distrito en el que Juez se impone:allí tiene el 31,6% contra el 23,6 de Llaryora.