El oficialismo se mostró ayer "satisfecho" con el discurso emitido por el presidente Mauricio Macri ante el pleno de la Asamblea Legislativa, y entre otros aspectos valoró el "tono conciliador" y la "mirada optimista del futuro" que dejó traslucir el mensaje.

El diputado del PRO Eduardo Amadeo dijo que estaba "muy conforme" con la intervención del jefe de Estado. "El Presidente nos dio una agenda de trabajo. Nos dio mucha energía. A mí me gustó porque además tiene una mirada muy optimista del futuro. La mejor frase es ´hemos construido la base, ahora nos largamos a crecer´", resumió.

En la misma frecuencia, el jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara baja, el cordobés Mario Negri, definió al discurso brindado por Macri como "no voluntarista y sí optimista frente a una sociedad a la que siempre se le bajan los brazos y se le aleja el futuro".

"A la oposición no la confrontó hablándole del pasado. Al contrario, la invitó a discutir el presente para construir juntos un futuro", remató en diálogo con la prensa en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio Legislativo.

Celebró que el Presidente haya ratificado el "camino gradual" en la política económica, pero puso en duda el cumplimiento de la meta de inflación del 15 por ciento, e incluso planteó que la variación de precios será mayor.