Nacionales | Macri | reforma-previsional | Jubilados

Reglamentaron la ley previsional para poder trabajar 5 años más

Lo hicieron a través de un decreto firmado por Mauricio Macri, Marcos Peña y Jorge Triaca. Queda sin efecto la intimación para jubilarse a los 60 años y a los 65 años. Podrán optar por seguir en actividad.

El Gobierno comenzó a reglamentar ayer, por decreto, varios artículos de la ley de reforma previsional y, entre otras cuestiones, quedaron sin efecto las intimaciones para jubilarse a los 60 o 65 años y contar con 30 años de aportes.

Se trata del Decreto 110/2018 publicado ayer en el Boletín Oficial, que lleva la firma del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y reglamenta los artículos 1, 3, 4, 7, 8 y 9 de la Ley 27.426; y el 13 y el 16 de la Ley 27.260.

La reforma previsional permite a los trabajadores optar por jubilarse a los 70 años para los hombres y 65 años para las mujeres.

De todas maneras, las personas que así lo quieran, pueden optar por retirarse a partir de la edad mínima dispuesta por ley (60 años las mujeres y 65 años los varones).

De acuerdo con el texto oficial, "los plazos previstos en el artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744 y sus modificatorias, que hubieran comenzado a transcurrir con anterioridad a la entrada en vigor de la reforma introducida por la Ley Nº 27.426, quedarán sin efecto".

Además, especifica que el empleador que pretenda intimar al trabajador a jubilarse, de acuerdo a los términos de la nueva ley, deberá requerir de la Anses la información necesaria para constatar que el trabajador cumple con los requisitos, tanto edad como años de aportes. Antes, muchas empresas intimaban a los trabajadores sólo por la edad, sin saber si el empleado tenía o no los 30 años de aportes necesarios. El empleador ahora podrá contar con esa información.

Desde el 1 de marzo

L
a reglamentación establece que la Anses deberá "fijar los importes mínimos y máximos de la remuneración imponible, como así también el monto mínimo y máximo de los haberes mensuales de las prestaciones pertenecientes al Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa), en concordancia con el índice de movilidad que se fije trimestralmente a partir del 1 de marzo de 2018".

Movilidad trimestral

La citada norma, vale recordar, estableció que la movilidad se basará en un 70% en las variaciones del nivel general del IPC elaborado por el Indec, y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Asimismo, puntualizó que la Anses "determinará el valor mensual de la Prestación Básica Universal y de la Pensión Universal para el Adulto Mayor, que regirán a partir del 1 de marzo de 2018, y sucesivamente los valores que correspondan en forma trimestral según la variación del índice de movilidad establecido".

El mismo organismo "actualizará los montos de las asignaciones familiares y los rangos de ingresos del grupo familiar que determinan el cobro a partir del 1 de marzo de 2018, aplicando la movilidad", estipuló el decreto.

Y añadió que "la citada Administra-ción Nacional deberá instrumentar un mecanismo expedito para brindar información a los empleadores, respecto de los trabajadores a su cargo".

Incompatibilidades

En otro orden, el decreto fija la incompatibilidad de la Pensión Universal para el Adulto Mayor con quienes sean beneficiarios de jubilación, pensión o retiro, de carácter contributivo o no contributivo.

En esa línea, precisa que esa incompatibilidad "será aplicable" también para los supuestos en los cuales la persona tenga derecho en forma simultánea a una jubilación, pensión o retiro, de carácter contributivo o no contributivo, incluso los beneficios que otorgan las Cajas o Institutos provinciales o municipales, no transferidos al Estado Nacional y las Cajas de Profesionales.