Río Cuarto | Memoria | Derechos Humanos | Marcha

Una multitud marchó por la memoria con el pedido de una reforma judicial

En un nuevo aniversario del inicio de la última dictadura, y luego de dos años de ausencia por la pandemia, los organismos de Derechos Humanos volvieron a manifestarse en las calles de la ciudad. Además exigieron que se defienda la soberanía nacional

A 46 años del inicio de la última dictadura en Argentina, los organismos de Derechos Humanos regresaron a las calles, luego de dos años en los que no se pudo realizar la tradicional marcha por la pandemia. Con el reclamo por reformas en la Justicia y el pedido por el cuidado de la soberanía nacional, entre otros puntos, miles de riocuartenses se manifestaron desde las calles céntricas.

Durante toda la semana se organizaron actividades en las que se homenajeó a las personas fallecidas durante el golpe de Estado y se hizo el camino hasta la marcha con la que ayer se cerraron las jornadas. Con una manifestación muy sentida, con el recuerdo de los desaparecidos de Río Cuarto, se desarrollaron diversas paradas en las que se pidió por memoria, verdad y justicia. De hecho, en su paso por el Palacio de Tribunales, la Comisión Municipal de la Memoria pidió por la celeridad de los juicios en especial de la Causa Gutiérrez, que investiga el funcionamiento del aparato represor en la ciudad y la región.

La Multisectorial por los Derechos Humanos, integrada por diversas agrupaciones locales, leyó un comunicado en el que consensuaron distintos puntos como el pedido de una reforma judicial urgente.

Marcha
Luego de dos años alejados de las calles para esta fecha, los organismos volvieron a marchar por la memoria.

Luego de dos años alejados de las calles para esta fecha, los organismos volvieron a marchar por la memoria.

“A 46 años del segundo genocidio, decimos que las injusticias persisten y tienen un hilo conductor: un modelo impuesto por unos pocos a su medida y nos excluye al gran conjunto del pueblo. Aun así, persisten la rebeldía, la resistencia y la lucha”, sostuvieron las organizaciones en su documento, leído tras la marcha.

Destacaron que por la lucha por los Derechos Humanos hay más de 960 genocidas condenados, 130 nietos y nietas restituidos, y se obtuvo la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final, la lucha contra el 2x1. “Pero como el poder real sigue en otras manos, la Justicia para nosotros es una institución ajena que mantiene intacto el aparato represivo en todas sus facetas, desde la criminalización de las luchas hasta el gatillo fácil y el derecho laboral”, indicaron y exigieron una reforma judicial que “devuelva la justicia al pueblo, no en términos simbólicos, sino reales”, al tiempo que pidieron por la liberación de los presos políticos.

Por la soberanía

En tanto, sobre lo referido a la soberanía nacional, consideraron que “para saquear nuestros territorios estructuraron genocidios y deudas fraudulentas con organismos internacionales que permitieron la apertura del libre mercado y la instalación de políticas neoliberales. Y esos mismos que fueron beneficiados, son también los responsables civiles-empresariales del Terrorismo de Estado”, dijeron.

Apuntaron entonces a organizaciones como la Sociedad Rural Argentina, la Unión Industrial, bancos, y “los que en el ‘76 conformaron la golpista APEGE y hoy son la Asociación Empresarial Argentina”, al igual que el Poder Judicial y eclesiástico.

“En 1982, se identificaron 447 delitos cometidos por el equipo de Martínez de Hoz. La causa fue cajoneada 18 años hasta lograr su prescripción. Hoy esos actores siguen impunes y accionando desde el capital financiero para que, mediante el endeudamiento ilegítimo, nos sometan a condiciones de dependencia y el empeoramiento de la calidad de nuestras vidas”, indicaron los organismos, que agregaron:“La deuda con el FMI, mediante programas de ajuste y despojo sobre nuestros recursos naturales y territorios, somete nuestra soberanía nacional e instala nuevos mecanismos de colonialidad y dominación. El FMI no es un organismo neutral, es una herramienta para generar dependencia”.

La semana próxima se cumplen los 40 años del inicio de la guerra de Malvinas, y es por esto que en la manifestación de ayer se recordó a los jóvenes combatientes que participaron del conflicto bélico:“Homenajeamos a nuestros combatientes y reivindicamos el derecho a la autodeterminación de los pueblos para el ejercicio soberano. Ya no solamente para defender la soberanía apuntada sobre las islas o Lago Escondido, sino también la soberanía y seguridad alimentaria y los derechos socio-ambientales que nos permiten decir que la deuda es con el pueblo y con la naturaleza”, sostuvieron en el documento.

Marcha (3)
El intendente Juan Llamosas también formó parte de la marcha por el 24 de marzo.

El intendente Juan Llamosas también formó parte de la marcha por el 24 de marzo.

Finalmente reflexionaron que la memoria se encuentra en las calles: “El futuro está en nuestras manos. El sentido profundo de la lucha por la memoria, la verdad y la justicia se construye en el protagonismo popular que no constituye venganza, sino justicia social”, dijeron y agregaron:“Luchar no es una consigna, es una necesidad. Se trata de: o seguir bajo la dependencia de los intereses de unos pocos; o la soberanía y la autonomía para poder decidir sobre nuestras vidas, nuestra salud, educación y bienestar”.

Para concluir, en su documento las organizaciones plantearon que el compromiso está ligado a la lucha en las calles, “de la gente en los territorios, la de los trabajadores, la de los feminismos y las diversidades; tiene una posición clara: sin derechos no hay democracia”.

Rescataron la construcción de poder popular por la que luchaban referentes como Berta Perassi, Pocho Lepratti, Kosteki-Santillán, y Santiago Maldonado, entre otros. “Al individualismo y la indiferencia que nos proponen como modelo cultural; la solidaridad, la unidad y la organización por la que luchaban Gabriel Braunstein y Carlos Bettiol”, dijeron y completaron: “A la desmemoria que buscan imponer para que creamos que cada lucha empieza desde cero; la tarea pedagógica y el afecto con la que luchaban Gladys Comba y Susana Dillon”.

De este modo se completaron las actividades y se dio cierre a la Semana de la Memoria.

“Siempre se mantuvo la lucha por la memoria”

En diálogo con Puntal, y en el marco de la marcha por el Día de la Memoria, Clarisa Duarte, hija del desaparecido José “Peco” Duarte, sostuvo: “Volvemos a marchar a las calles después de dos años de pandemia; este 24 de marzo es una fecha muy sentida porque recuerdo no solamente a mi papá desaparecido, sino todo lo que el terrorismo de Estado nos hizo. Es una fecha de reflexión para generar conciencia de que todos estos hechos tan terribles no vuelvan a ocurrir”.

En este sentido, destacó que “hay muchas organizaciones que marcharon, gente que se ha acercado a la causa a partir del conocimiento de lo que ha pasado, y creo que cada día somos más”.

Finalmente, Duarte celebró la posibilidad de marchar, “si bien nunca se abandona la memoria, con el mensaje de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo que en estos dos años de pandemia han sabido hacer campañas para mantener la memoria activa”, dijo y recordó:“Hicimos pañuelazos, compartimos fotos y videos, para que mantener siempre presentes a los 30 mil compañeros desaparecidos”.

“Las marchas del 24 de marzo siempre han sido históricas, y volver a las calles es algo que me pone muy contenta. Recuerdo a mi padre que siempre ha guiado mi vida”, concluyó la referente de los organismos locales.