Política | Milei | Juan Manuel Llamosas | Martín Llaryora

Milei acusó a Llaryora de "jugar sucio" y desde el PJ cordobés le respondieron

El intendente Llamosas hizo público su apoyo al gobernador cordobés. "La democracia siempre debe ser el eje conductor de las mejores decisiones para todos los argentinos", escribió en su cuenta de X

En diálogo con La Nación+ y desde Estados Unidos, el presidente de la Nación, Javier Milei, cargó este lunes contra el gobernador Martín Llaryora, a quien acusó de "jugar sucio" y de no querer renunciar a "sus privilegios de casta", en medio del conflicto que mantiene con gran parte de los mandatarios provinciales por el giro de fondos.

“En lugar de ajustar en los festivales y demás, básicamente decidió subirle las tarifas a la gente en un monto mucho mayor a lo que equivalía al subsidio y echarle la culpa al Gobierno nacional, lo cual es una falsedad”, indicó Milei sobre el gobernador de Córdoba.

Ante el ataque, el intendente Juan Manuel Llamosas salió a defender públicamente a Llaryora: "En Córdoba defendemos el diálogo y el federalismo, impulsamos y ejercemos el superávit fiscal, y al mismo tiempo potenciamos el desarrollo, la producción y el trabajo en conjunto con todos los sectores". Y agregó: "Por eso, frente a la desinformación y los agravios por parte del gobierno nacional quiero expresar mi apoyo al gobernador @MartinLlaryora en su defensa de los intereses de los cordobeses y cordobesas. La democracia siempre debe ser el eje conductor de las mejores decisiones para todos los argentinos, sin violencia ni descalificaciones".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fjmllamosas%2Fstatus%2F1762215480205484340&partner=&hide_thread=false

El intendente de la capital provincial, Daniel Passerini, y la vicegobernadora, Myrian Prunotto, también se manifestaron en sus redes en apoyo a Llaryora.

La tensión entre el Gobierno nacional y las provincias comenzó a escalar el viernes último, luego de que el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, amenazara con cortar el suministro de gas y petróleo si no recibía los fondos coparticipables que le corresponden a su provincia, decisión que le valió el apoyo de casi la totalidad de sus pares provinciales.