Policiales | moto | merlo | hotel

Viajó de Río Cuarto a Merlo y le robaron la moto en el hotel donde se hospedaba

Un joven cruzó en excursión las sierras de los Comechingones junto a otros 17 motociclistas de la ciudad. La unidad fue sustraída de la cochera en la madrugada de ayer

Lo que iba a ser un viaje de esparcimiento y recreación, terminó siendo un dolor de cabeza para un motociclista que el pasado fin de semana cruzó en moto por las sierras desde Río Cuarto a Merlo, y sufrió la sustracción del rodado en la cochera del hotel donde se hospedaba.

Gerardo Vera, damnificado por el robo, contó a Puntal que junto a un grupo de 18 motociclistas partieron en excursión hacia la ciudad de Merlo el pasado fin de semana y se hospedaron en la noche del sábado en un hotel situado en la intersección de Rodeo de los Cocos y El Peje.

Fue entre las 4 y las 8 de la mañana del domingo en que se registró el robo de la Yamaha TTR 230 cc azul, modelo 2009, que se encontraba junto a los otros rodados en el sector de cocheras del hotel.

image.png

“La moto estaba casi en el fondo de la cochera y si bien había otras más expuestas por su proximidad a la calle, solo se llevaron la mía. Evidentemente, quien la robó sabía de motocicletas porque es una moto que no requiere llave para dar arranque, pero a la vez tiene que haber estado al tanto de nuestros movimientos, porque éramos un grupo de 18 personas los que estábamos juntos”, señaló.

Vera dijo que por tratarse de un lugar privado, perimetrado y que ofrecía cierta seguridad, optó por no encadenar su moto durante la noche, tal como lo hizo un puñado de motociclistas más, pero que al día siguiente cuando fue a buscar su rodado para emprender el regreso ya no estaba en la cochera.

La moto estaba casi en el fondo de la cochera y si bien había otras más expuestas por su proximidad a la calle, solo se llevaron la mía. Evidentemente, quien la robó sabía de motocicletas porque es una moto que no requiere llave para dar arranque, pero a la vez tiene que haber estado al tanto de nuestros movimientos, porque éramos un grupo de 18 personas los que estábamos juntos. La moto estaba casi en el fondo de la cochera y si bien había otras más expuestas por su proximidad a la calle, solo se llevaron la mía. Evidentemente, quien la robó sabía de motocicletas porque es una moto que no requiere llave para dar arranque, pero a la vez tiene que haber estado al tanto de nuestros movimientos, porque éramos un grupo de 18 personas los que estábamos juntos.

“En el hotel me dicen que no funciona ninguna de las seis cámaras que conté en el sector de las cocheras”, señaló el damnificado, quien ya radicó las correspondientes denuncias policiales y se contactó con abogados de esa ciudad puntana para profundizar la búsqueda.

Asimismo, dijo que existen ciertos indicios que podrían orientar la investigación y sobre los que las fuerzas policiales están trabajando a contrarreloj para poder esclarecer el siniestro.

A la vez, la búsqueda se multiplica por las redes sociales:

image.png