Policiales | Mujeres | Roca | Departamental

María y Carola, las primeras mujeres suboficiales de policía del Roca

Las agentes integran la fuerza de seguridad desde 1998 en el Departamento del sur provincial. Alcanzaron el cargo más alto del escalafón. Orgullosas del logro, ahora serán parte de la creación de la Comisaría de la Mujer.

Por primera vez dos mujeres policías fueron ascendidas a lo más alto del escalafón en la Departamental Roca. María Libertad Muñoz y Carola Azar son ahora suboficiales de la Policía de la Provincia.

En un ambiente mayormente monopolizado por hombres, las mujeres se abren paso. Aunque el camino no fue fácil, María y Carola avanzaron hacia la igualdad de género en la fuerza policial.

Ambas oficiales son nativas de la región y cuentan con una vasta trayectoria que les permite quedar a cargo en la conducción de diferentes áreas de la fuerza de seguridad. Según pudo cotejar Puntal, ya se trabaja en un proyecto para que las 66 mujeres que hoy integran la fuerza cobren mayor protagonismo.

Los ascensos a suboficiales desde el 2004 sólo han sido en seis casos para policías que no son de carrera y ahora, por primera vez, son dos mujeres. La irrupción de ambas en los principales puestos de mando policiales señala la búsqueda de un cambio de modalidad.

María Muñoz ostenta preparación en Violencia de género, diplomaturas universitarias. Y Carola Azar, de Jovita, es una policía con docencia y ductilidad para intervenir en diferentes situaciones en materia de prevención.

En el año 1999, María y Carola fueron las primeras mujeres en ingresar a la institución en el Departamento Roca y desde allí ninguna de ellas dejó de crecer en su carrera policial. Por esa época no era muy común una mujer en la fuerza.

Sin embargo, en ese contexto complejo fueron quienes marcaron un camino para que hoy sean 66 mujeres que se desempeñan como policías.

Desde la Departamental aseguran que la mujer le da un valor agregado, con un trato humano que es sumamente relevante. Por citar un ejemplo, el programa “Acompáñame a Crecer”, único en su tipo en la provincia, que se desarrolló desde la Departamental Roca con el fin de desalentar la violencia en el fútbol regional, fueron mujeres policías las que se cargaron el proyecto al hombro, lo cual resultó en un modelo nacional.

“Madres, esposas y un gran compromiso con la sociedad”, destacó el comisario Murialdo, jefe de la Departamental Roca.

Los proyectos

Días atrás asumió como nuevo director de la Departamental Roca el comisario inspector Cristian Murialdo, quien diagrama un nuevo proyecto de conducción. Apuesta a darles mayor protagonismo a las mujeres policías.

En este sentido, según pudo confirmar Puntal, se diagrama la creación de la Comisaría de la Mujer. La iniciativa consiste en que cada localidad cuente con la intervención de 20 mujeres para trabajar en la parte social, violencia de género, intrafamiliar, prevención de adicciones, codo a codo con las instituciones. Esta área quedaría a cargo de María Muñoz.

La recientemente ascendida suboficial es oriunda de Villa Huidobro. Desde hace 18 años cumple funciones en Huinca. Se desempeñó como administrativa dentro de la fuerza, luego salió a la calle y actualmente opera en la Brigada de Investigaciones, donde se trabaja sobre los casos delictivos.

“Es un orgullo llegar al tope de la carrera policial después de tantos años de trabajo. Somos con Carola (Azar) las primeras en la historia de la Departamental Roca en lograrlo”, comienza diciendo la flamante suboficial.

“Siempre hemos tenido el apoyo de las familias y de compañeros, mucha contención y respeto. Al principio era medio complejo trabajar con todos hombres y cuando llegamos nosotros es como que desestabilizamos un poco. Pero destaco el respeto con el que siempre se nos ha tratado. Fuimos integradas y nos formaron de igual a igual”, subraya.

María dice que al tomar estado público el tema de los ascensos, comenzaron a recibir cientos de mensajes de felicitaciones, lo que consideran un reconocimiento a la labor desarrollada.

“Estoy agradecida, son muchos mensajes de cariño de personas de todos lados que me han acompañado a lo largo de este camino, algunas por situaciones particulares que han pasado. Agradezco a los superiores que nos dieron la posibilidad de capacitarnos; en mi caso tengo diplomaturas en violencia familiar, que ahora es una de las temáticas al día y espero seguir brindando todo mi apoyo para la prevención”, finalizó María.