Regionales | multas | Carnerillo | ley

Por unanimidad, los ediles de Carnerillo decidieron no adherir a la ley de multas

Justificaron la determinación en que aplicar sanciones generará conflictos entre vecinos y autoridades

Por el voto unánime y negativo, el Concejo Deliberante de Carnerillo dispuso no adherir a la ley 10.702 que sanciona con multas importantes a quien no respete las medidas que las autoridades imponen para prevenir la propagación del coronavirus.

Según las expresiones formuladas a Ser FM Carnerillo, los concejales oficialistas fundamentaron la decisión principalmente en la responsabilidad individual y social demostrada por gran parte de la población de Carnerillo, que ha tomado conciencia de las medidas higiénico-sanitarias.

“Consideramos que la situación económica que atraviesan las familias no es favorable y sobrecargar con multas excesivas no es la solución a nada”, dijo Matías Carozzo, concejal de Hacemos Por Córdoba.

Además, remarcó que aplicar sanciones monetarias generaría conflictos entre vecinos y autoridades policiales.

“Se va a continuar con las medidas de concientización, extremar los controles sanitarios, entre otras acciones”, precisaron desde el gobierno local.

Por su parte, el bloque de Córdoba Cambia fundamentó su posición a través de una carta a la comunidad en la que señala: “Desde nuestro punto de vista implementar una medida de este tipo llevaría a un ‘hartazgo’ aun mayor de nuestra sociedad. Luego de meses de cuarentena, y con vistas a que continúe, y todas las consecuencias que la misma está dejando (problemas psicológicos, sociales, violencia, problemas económicos), consideramos innecesario multar a la gente para que se comporte como es debido”.

Al igual que el resto de los integrantes del cuerpo legislativo, apelan a la concientización y difusión de las medidas para prevenir la propagación del virus.

“Una medida de este tipo (multas) sólo serviría para lograr enfrentamientos, malos momentos, abusos de autoridad; y dudamos sea beneficiosa para la salud de la ciudadanía”, concluyeron.

Cabe recordar que son varios los municipios que optan por no adherir a dicha ley, justamente apuntando a evitar conflictos con vecinos y reiterando la responsabilidad social que cabe a cada uno.