Río Cuarto | Narcolavado | PSA |

¿Se detiene el caso?: un hombre clave de la pesquisa, a punto de ser reemplazado

El jefe de la unidad encargada de investigar el narcolavado en la ciudad sería reemplazado y creen que el cambio podría frenar el avance que la causa tuvo en los últimos meses.

La versión comenzó a circular el jueves a la noche y enseguida vino la preocupación por el futuro de la investigación sobre el presunto lavado de activos originados del tráfico de drogas.

Desde la conducción de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) ya estaría la decisión de reemplazar al jefe de la unidad que tuvo a su cargo avanzar con la investigación en Río Cuarto.

¿Castigo o premio? Los motivos del traslado no están en claro, pero el movimiento generó ruido dentro de la pesquisa sobre la que avanza el juzgado federal a cargo de Carlos Ochoa.

Intervención de dos años

Hace poco más de dos años empezó la intervención de la PSA en la causa que tenía por objeto una banda liderada por Claudio Torres, un jefe narco que a comienzos de año terminó acribillado frente a su casa de barrio Fénix.

En la semana que culmina, este organismo subrayó que el Juzgado riocuartense confió en su trabajo luego de la presunta connivencia de otras fuerzas con quienes debían ser investigados.

"La investigación comenzó en 2014 por parte de otra fuerza de seguridad, en cuyo transcurso no se registraron avances significativos, terminando procesado el personal comisionado por supuesta connivencia con los investigados. La judicatura actuante decidió entonces dar participación a la PSA para que se haga cargo de la pesquisa", señaló un informe difundido el domingo pasado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, en el que también brindó precisiones sobre los resultados arrojados por el megaoperativo desde que tomó impulso el 24 de enero, con 47 allanamientos en la ciudad y en un complejo de cabañas en Alpa Corral.

Remarcaron que en esos procedimientos cayeron presos 14 narcocriminales, entre ellos el ex jefe de Investigaciones Gustavo Oyarzábal e incautaron bienes por sumas superiores a los 24 millones de pesos.

Las requisas continuaron aún hasta esta última semana y seguirían en los próximos días, siempre y cuando los temores surgidos ayer no prosperen.