Río Cuarto | Nicolás Ángel Florio | periodismo | Río Cuarto

Adiós a Nicolás Ángel Florio, decano del periodismo riocuartense

Murió ayer, a los 77 años de edad, luego de que el Covid-19 complicara su estado de salud. Metódico y sagaz, fue un cazador de "primicias". Entrevistó desde Arturo Illia hasta Cristina Kirchner. Destacan su profesionalismo y su calidad humana

Un dolor profundo causó ayer en la ciudad el fallecimiento del colega Nicolás Ángel Florio, decano del periodismo riocuartense, a los 77 años de edad, luego de que se complicara su estado de salud, tras haberse contagiado de Covid-19.

Florio ejerció la profesión durante más de 40 años, convirtiéndose así en maestro de periodistas.

Nació en Río Cuarto el 30 de julio de 1944 en una familia de quinteros del Cinturón Verde.

“Nico”, como se le decía afectuosamente, hizo sus primeras armas en la profesión en el diario La Calle y luego pasó a LV16 Radio Río Cuarto, para leer los boletines informativos, donde desarrolló la mayor parte de su vocación por la comunicación y llegó a ser jefe de Noticias.

Estudió abogacía pero abandonó la carrera en tercer año y fue empleado del Poder Judicial. Ejerció como docente de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Humanas y se desempeñó además en la oficina de prensa de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

También hizo periodismo político por televisión pero su pasión siempre fue el periodismo radial. Se caracterizaba por conseguir “primicias”, esas noticias por las cuales los periodistas damos todo.

Metódico, riguroso y sagaz en torno de la noticia, Florio también se caracterizaba por ser un buen entrevistador.

Su programa “Primera Edición”, que salía al aire a primera hora de la mañana, después de “Mañanitas Campesinas”, era muy escuchado por la clase política riocuartense.

Con su compañero de equipo, el periodista Alberto Rodríguez Etulain, “jugaban de memoria” en cada partido que se disputaba en la Liga de las Noticias.

Periodista de raza, su obsesión por no perderse el hecho noticioso lo llevó a dormir en los sillones de la radio, sobre todo cuando los domingos de elecciones se pasaban a la madrugada del lunes siguiente.

Entrevistó a presidentes, desde Arturo Illia hasta Néstor y Cristina Kirchner, y también viajó con ellos por el mundo.

Una vez el exmandatario Carlos Menem interrumpió al locutor que daba pie al periodista riocuartense Nicolás Florio para que hiciera su pregunta. “Perdón, Nicolás Ángel Florio”, corrigió el riojano.

https://twitter.com/JSchiaretti/status/1497240471491469316

“El Flaco” había sido el único periodista que había entrevistado a Menem en Río Cuarto cuando éste, con sus clásicas patillas, recién iniciaba su carrera presidencial y ese gesto nunca fue olvidado por el expresidente.

También se recuerda la anécdota de cuando Ramón Mestre se molestó con Florio por su insistencia en hacerle una nota en la inauguración de la Exposición Rural. “Ya le pedí disculpas”, afirmó el exgobernador cuando volvía en auto, junto a Benigno Rins y Miguel Ángel Abella.

O cuando “Nico” buscó entusiastamente, como lo hacía siempre, arrancarle una declaración al por entonces presidente Néstor Kirchner, en su primera visita como primer mandatario a la ciudad. Uno de los guardaespaldas de Kirchner lo tomó de los brazos y lo sacó de ese mar de gente en el que se había zambullido el santacruceño.

Ayer, tanto el gobernador Juan Schiaretti como el intendente Juan Manuel Llamosas destacaron el profesionalismo y la calidad humana de Florio.

“Quiero expresar mis condolencias y pesar por el fallecimiento de Nicolás Florio, periodista y referente de la comunicación de la ciudad de #RioCuarto”, tuiteó Schiaretti. “¡Te vamos a extrañar mucho!”, agregó Llamosas.

https://twitter.com/jmllamosas/status/1497225846867705862

Florio fue también Ciudadano Ilustre de la Ciudad, honor al que muy pocos riocuartenses llegan a tener, y también fue distinguido por la Legislatura de Córdoba.

Referente del periodismo riocuartense, se jubiló en el 2009 y su último cargo fue el de secretario de actas del Consejo Económico y Social. Nos contó que estaba escribiendo un libro, en el que volcaba su experiencia periodística.

Florio se enfermó de coronavirus hace más de un mes y después la salud se le complicó. Murió en la madrugada de ayer en la clínica donde estaba internado.

Tras ser velados en la Sociedad Francesa, sus restos serán sepultados hoy a las 9 en Perpetual.

Allí recibirá el último adiós de parte de su familia, parientes, amigos, conocidos, colegas, dirigentes y público en general.

Florio deja un rico legado para las generaciones que quieren abrazar con pasión el periodismo y una heredera, Pía Florio, la única de sus tres hijos que sigue religiosamente los caminos de su padre.

Se fue un emblema del periodismo local que tuvo proyección nacional. Descansa en paz, Nico.