Salud | ONU | Día Mundial de la Asistencia Humanitaria | guerra

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2022

Con necesidades humanitarias récord en todo el mundo, el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria (WHD, por sus siglas en inglés) de este año se basa en esta metáfora del esfuerzo colectivo

Entre los objetivos de este día mundial está la intención de aumentar la apreciación global del trabajo humanitario, ya que, según Naciones Unidas "se necesita de toda una comunidad para apoyar a una persona en una crisis humanitaria". Cuando y dondequiera que la gente esté en situación de necesidad, hay otros que les ayudan.

Desde las propias personas afectadas -siempre las primeras en responder cuando se produce una catástrofe- hasta la comunidad global que las apoya mientras se recuperan, se unen para aliviar el sufrimiento y brindar esperanza.

La campaña por el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria de este año (WHD 2022) pretende homenajear a los cientos de miles de voluntarios, profesionales y personas afectadas por crisis que prestan atención médica urgente, alojamiento, alimentos, protección, agua y mucho más.

Desde ONU y la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), pretenden mostrar la importancia, la eficacia y el impacto positivo del trabajo humanitario.

Antecedentes

El 19 de agosto de 2003, un atentado bomba en el hotel Canal de Bagdad se cobró la vida de 22 trabajadores humanitarios, entre ellos el Representante Especial del Secretario General de la ONU para Iraq, Sergio Vieira de Mello. Cinco años más tarde, la Asamblea General adoptó una resolución que designaba el 19 de agosto como Día Mundial de la Asistencia Humanitaria.

Cada año, este día internacional se centra en un tema, reuniendo a socios de todo el sistema humanitario para abogar por la supervivencia, el bienestar y la dignidad de las personas afectadas por las crisis y por la seguridad de los trabajadores humanitarios.

Datos

En 2021, 460 trabajadores humanitarios sufrieron ataques: 140 fueron asesinados, 203 heridos y 117 secuestrados.

De los trabajadores humanitarios que fallecieron, el 98% era personal nacional y el 2% era personal internacional (expatriado). Más de la mitad (53%) eran empleados de ONG nacionales.

El principal foco de violencia fue Sudán del Sur, Afganistán y Siria.

Se espera que este tipo de víctimas aumente significativamente en 2022 debido a la guerra en Ucrania, donde los ataques con cohetes y los bombardeos amenazan a los civiles y a los proveedores de ayuda por igual.

Yemen padece actualmente la crisis humanitaria más grande del mundo. Se estima que en 2021 un total de 20,7 millones de personas (el 67% de la población del país) precisaban asistencia humanitaria. De estas, más de 12 millones sufrían una necesidad aguda.