Río Cuarto | pacientes | Covid | Covid-19

Con las terapias al 100%, las clínicas derivan al Hospital y a otras ciudades

Están saturadas por patologías generales y, en menor grado, por casos de Covid-19. "Hay más pacientes que el año pasado, cuando la gente no consultaba", indicó el director médico del Sanatorio Privado, Juan Pablo Soria

Con las terapias al cien por ciento de ocupación, las clínicas derivan pacientes al Hospital San Antonio de Padua, e incluso algunas lo hacen a la ciudad de Córdoba. El director médico del Sanatorio Privado, Juan Pablo Soria, advirtió que, a diferencia del pico del año pasado, la mayor parte de la ocupación de camas se debe a las patologías generales, pero no a Covid-19.

“Estamos funcionando completos, por los pacientes Covid y por los no Covid. La clínica está permanentemente llena. Esto, a diferencia del año pasado, cuando teníamos mucho menos pacientes internados por otras enfermedades; sea porque la gente no consultaba o porque estaba en su casa”, apuntó Pablo Soria, director médico del Sanatorio Privado.

En el mismo sentido, relató que durante los meses de diciembre, enero y febrero, prácticamente no recibieron pacientes con Covid-19. “Lo que pasó después de esos meses es que los pacientes con coronavirus terminaron de llenar las camas de internación”, agregó el facultativo.

Soria explicó que, hasta el momento, han logrado contener a casi todos los pacientes Covid que llegaron a la clínica.

No obstante, aclaró que en algunos casos, aseguró, se vieron obligados a derivar pacientes a otros centros de salud, intentando por todos los medios que sean recibidos en otra clínica local, o en el Hospital.

“Situación muy compleja”

Por su parte, el director de la Clínica del Sud, Juan José Bossio, definió a la situación actual como “muy compleja”, y aseguró: “Se están derivando algunos pacientes Covid, porque tenemos ocupación plena de camas”.

“A la mayoría de los casos los recibe el Hospital -que también está llenándose- o se resuelven en Córdoba. Casi todas las clínicas privadas están en la misma situación: desbordadas con la patología general, y de golpe aparecen los enfermos Covid. Eso genera desorden en la internación, porque no hay más camas”, agregó el facultativo.

La mayoría de las camas están ocupadas por pacientes no Covid.

Precisó que la plena ocupación de la terapia obedece mayormente a los pacientes que llegan a internación por patologías generales, ajenas al coronavirus.

“No sabemos bien qué pasa con esto: tenemos una cantidad de pacientes graves por otras causas, como por ejemplo leucemias, aneurismas y otras, que están presentes con varios casos a la vez. Nunca hemos visto algo así”, detalló el médico.

En tal sentido, Bossio indicó que estos pacientes ocupan camas de terapia, camas críticas, por muchos días.

“En las revistas, los médicos advierten que se trata de gente que no ha tenido un buen control el año pasado, y ahora viene con complicaciones. También tenemos pacientes que llegan con complicaciones pos Covid”, aclaró.

El médico detalló que la clínica que dirige tiene 15 internados con cuadro de Covid-19 en la actualidad, pero insistió en que el problema de ocupación lo generan los pacientes con otras enfermedades. Además, precisó que, de los casos de Covid-19, nueve están internados en la terapia. El año pasado, en lo peor del brote, tuvimos 8 pacientes en la terapia.

Más tiempo de ocupación de camas

Bossio indicó que, durante el mes de marzo, hubo por ejemplo una cantidad récord de endoscopías y de atención de todo tipo de pacientes.

“En abril pasó lo mismo. Siempre insistimos con lo mismo: en la clínica, tenemos todas las camas de terapia llenas. Por eso, hemos ampliado en la guardia y en un piso. Armamos dos lugares, a los que equipamos con cascos para oxígeno, para atender mejor a los casos de Covid”, puntualizó.

Por otro lado, indicó que se profundiza la tendencia a la baja en la edad de los internados con Covid-19. “Hoy en día, esos pacientes son mucho más jóvenes, que requieren asistencia con respirador o con cascos de oxígeno. Notamos que el virus es más agresivo con la gente joven, que además la pelea por más tiempo y que tiene menor mortalidad. Pero pasa mucho tiempo internada, por lo cual tenemos las camas ocupadas durante 20 a 25 días”, apuntó.

Esto pasó en todo el mundo: fue más agresiva y atacó a gente más joven. Puede tener que ver con la circulación de nuevas cepas, pero también con que los adultos mayores están vacunados. En Argentina, está pasando igual. Este año, empezamos a tener un promedio de edad de 50 años, mientras que en Córdoba todavía seguían con pacientes de 70. Hoy, están igual que nosotros.