Policiales | pacientes | elementos | Centro

Desmantelaron un centro de día para discapacitados en Banda Norte

Robaron televisores, ventiladores industriales y elementos para la atención de los pacientes. Hasta se tomaron el tiempo para comer en el lugar. Ingresaron tras romper una puerta que da al pario

Un centro de día para personas con discapacidad fue desmantelado por lo que las personas que concurren al lugar no pudieron ser asistidas ayer ni lo serán en los próximos días. Lo sustraído alcanza el millón de pesos.

Desagradable fue la sorpresa que tuvieron los responsables del centro de día “Luces del Alma”, ubicado en calle San Luis 1174 de Banda Norte, cuando en la mañana de ayer abrieron su puerta y se encontraron con un panorama desolador. El lugar estaba todo revuelto: se habían robado prácticamente todos los materiales para la asistencia de las casi 20 personas con discapacidad que concurren al lugar.

Los delincuentes ingresaron por el patio y tras forzar una puerta ganaron el interior del establecimiento y se apoderaron de un televisor led de 45 pulgadas, ventiladores industriales, microondas, computadoras, impresora, lámparas para no videntes y elementos para la rehabilitación y atención de los pacientes.

También una guitarra criolla que se utilizaba para dar música a los chicos.

“Se llevaron el esfuerzo de muchos años”, señaló Viviana Fiore, directora del lugar.

Comentó que se enteraron del hecho cuando la encargada abrió las puertas y “se encontró con todo el desastre”; inclusive los pacientes estaban ingresando a la institución, por lo que tuvimos que suspender las actividades hasta nuevo aviso.

Además de llevarse casi la totalidad de los elementos de trabajo de los profesionales, los malhechores tuvieron tiempo para comer lo que había en el lugar, lo que generó mayor indignación entre los docentes. Se llevaron algo de comida y mercadería que eran de los pacientes, comentó Fiore.

Investigación

Los delincuentes salieron por un terreno baldío que hay al lado del centro de día, de acuerdo a las huellas recolectadas por los investigadores policiales.

Inclusive se dejaron o se les cayeron algunas herramientas que habían sustraído.

“Rompieron las puertas, dieron vuelta todo, los materiales de trabajo de los chicos, las mesas y las sillas, todos los accesorios. Te da mucha impotencia, toda una locura, es muy lamentable y triste”, señaló indignada.

La policía investiga el hecho con algunas huellas que dejaron los delincuentes, que se estima serían más de dos por la cantidad de elementos robados.

Los investigadores analizan cámaras de seguridad ubicadas en la zona con el fin de llegar a los autores del aberrante hecho.

Los vecinos de la zona indicaron que han sufrido varios hechos de robo en sus viviendas en las últimas semanas, y consideraron que el barrio se convirtió en inseguro en algunos momentos del día.