Opinión | pandemia | segunda ola | presidente

La segunda ola y su impacto en las elecciones

Proponen pasar las Paso para septiembre y las legislativas para noviembre. Pero el presidente Fernández pidió tener en cuenta la evolución de la pandemia. Schiaretti no pierde el tiempo y, mientras corre el reloj electoral, sale a cuidar su territorio

Alberto Fernández cumplió ayer 62 años. Hubo muchos saludos en las redes sociales de ministros, gobernadores, legisladores, dirigentes y simpatizantes de todo el país. Por ejemplo, el ministro de Economía, Martín Guzmán, puso conceptos elogiosos en su cuenta de Twitter:“¡Feliz cumpleaños Presidente @alferdez! Gracias por dar todo, día a día, para construir una Argentina en la que el pueblo viva mejor. Y gracias por tu liderazgo respetuoso, humilde y con esa calidad humana que te hace un presidente especial”. También deseó felicitaciones la diputada cordobesa Gabriela Estévez:“Feliz cumpleaños al Presidente que vino a reconstruir el país, a cerrar heridas, a unir a les argentines. @alferdez, que pases tu día rodeado de todo el amor y la felicidad que te merecés. #AlbertoCumple”. El cumpleaños del Presidente coincidió con el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, una fecha icónica de la historia nacional. “Hoy, como cada 2 de abril, honramos la memoria de nuestros héroes veteranos y caídos en la guerra de Malvinas, y reivindicamos nuestra soberanía sobre el territorio”, expresó Fernández. El primer mandatario celebra sus 62 años y un nuevo aniversario de Malvinas en medio de dos grandes desafíos centrales que todavía mantienen en vilo a la sociedad argentina:controlar la nueva embestida de la pandemia bajo la forma de una segunda ola y sacar al país de la crisis y encaminarlo hacia su recuperación económica. Una misión difícil. Pero no imposible.

El primer mandatario celebra sus 62 años en medio de dos grandes desafíos centrales: la segunda ola de Covid-19 y sacar al país de la crisis.

El rebrote del coronavirus, que instala nuevamente en las autoridades la preocupación por la capacidad de contención del sistema de salud y en la gente el temor a contagiarse y morirse, ha disparado el debate en torno de si se deben hacer o no las Paso. En ese sentido, días pasados se informó de un acuerdo entre el oficialismo y la oposición para pasar las primarias de agosto al mes de septiembre y las legislativas de octubre a noviembre. En dicha reunión estuvieron Wado de Pedro, Axel Kicillof, Máximo Kirchner, Sergio Massa, Cristian Ritondo y Jorge Macri. Pero inmediatamente la oposición salió a negar públicamente que se trate de un acuerdo y a renglón seguido se aclaró que se trataba de una propuesta. ¿Yqué piensa Alberto F. de esto habida cuenta de que el Covid-19 vuelve con más virulencia? “Eso lo tienen que resolver los diputados y los senadores. Yo sólo pido que tengamos muy en cuenta la evolución de la pandemia. No sabemos muy bien cómo vamos a estar. Todo indica que estamos rodeados de la segunda ola. Ysi esto es así lo que tenemos que ver es la manera de minimizar los daños de la segunda ola. Si queremos lograr eso la verdad que vayamos a votar dos veces es exponer a la gente innecesariamente. Vamos a ver cuando llegue agosto más o menos cómo estamos y ahí creo que podremos tomar una decisión con más certeza”. En Córdoba el gobernador Juan Schiaretti había apoyado en su momento el pedido de sus pares de suspender las Paso. “Con pandemia o sin pandemia, si nosotros hubiésemos estado de acuerdo con las Paso las habríamos impuesto en Córdoba y no lo hicimos. Pero eso no quiere decir que no leamos la realidad. Ysi hay una cuestión mayoritaria que nosotros no podemos torcer, y está la pandemia de por medio, retrasar un mes las Paso tampoco nos quita el sueño. Tampoco es que por eso vamos a dejar de estar de acuerdo con que se pospongan un mes las Paso y después las generales”, dijo ayer a Puntal una alta fuente de El Panal. ¿Es necesario que los argentinos vayan a votar dos veces este año si se complica la situación sanitaria en el país? Una pregunta clave que deberá responder lo más rápido posible la dirigencia política más allá de las necesidades políticas que impone la coyuntura.

Más allá de cuándo se votará, lo cierto es que el reloj electoral ya comenzó a correr y el gobernador no quiere dar ventajas, máxime si el PJ va con lista propia.

Schiaretti estuvo a principios de semana en Río Cuarto para dejar inaugurado un nuevo tramo de la obra de pavimentación de la avenida Buteler. Hacía más de un año que el gobernador no venía al Imperio del Sur por causa de la pandemia. Pero el corte de cintas no fue meramente institucional:hubo un párrafo de su discurso que tuvo tono de campaña. Fue cuando dijo lo siguiente:“La Provincia va a defender con uñas y dientes los puestos de trabajo de Córdoba y de esta ciudad. Seguimos haciendo las obras, cuidando la salud de los cordobeses y tendiendo la mano a los que menos tienen”. El mandatario provincial salió a cuidar su territorio en un año electoral. Se mostró junto al intendente Juan Manuel Llamosas y, días antes, en Villa María, con el secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, con quien no se veía desde hacía mucho tiempo, en momentos en que el senador Carlos Caserio hace campaña por distritos schiarettistas. En su desembarco en la ciudad, Schiaretti volvió a anticiparse a Fernández, cuya visita oficial a la Capital Alterna de la Nación aún está pendiente, y resaltó que desde el avión que lo transportó vio terminada la nueva Planta Cloacal, a la vez que remarcó que con un crédito del BID se harán nuevas cuadras de pavimento. Más allá de cuándo se votará, lo cierto es que el reloj electoral ya comenzó a correr y el gobernador no quiere dar ventajas, máxime si, como todo indica, el PJ va con lista propia.

Marcelo Irastorza. Redacción Puntal