Nacionales | pasaportes | Ezeiza | Guardia Revolucionaria de Irán

Ordenaron retener los pasaportes de los iraníes que llegaron en el avión venezolano

Hasta el momento se sospecha que parte de la tripulación o bien la empresa que fue la anterior dueña del avión podría estar vinculada al grupo terrorista Guardia Revolucionaria de Irán

La fiscal federal de Lomas de Zamora Cecilia Incardona impulsó la investigación por la presunta comisión de delitos aún no establecidos en torno al avión venezolano varado en el Aeropuerto de Ezeiza.

La fiscal pidió además al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena que disponga el secreto de sumario, una medida que habitualmente se toma cuando se están por realizar detenciones o allanamientos.

Villena, por lo pronto, ordenó que se retengan los pasaportes de cinco ciudadanos iraníes, no así los de los 12 venezolanos que arribaron en el mismo avión.

La causa, en la que la DAIA se presentó como querellante, está caratulada de momento como "NN s/averiguación de delito", una enunciación amplia que permite desarrollar un amplio abanico de hipótesis.

Villena ordenó retener los pasaportes de los ciudadanos iraníes Mohammad Khosraviarach, Gholamreza Ghasemi, Mahdi Mouseli, Sadei Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi por 72 horas.

Ese es el plazo que se fijó el juez para determinar qué delitos podrían eventualmente imputárseles a los iraníes, quienes no están detenidos aunque, en los hechos, están impedidos de salir del país.

La retención de los pasaportes fue ordenada a la Dirección Nacional de Migraciones.

Una de las primeras teorías sobre la que busca avanzar la investigación indica que uno de los tripulantes es miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Sin embargo, información allegada al juzgado indica que podría tratarse de un homónimo.

Si bien el avión tampoco está retenido, no puede volar porque ninguna empresa accedió a proveerle de combustible.

En ese sentido, el juez pidió a la Policía de Seguridad Aeroportuaria informe "cualquier movimiento que se produzca sobre la aeronave matrícula venezolana YV3531 ­Boeing 747 Dreamliner de la empresa Emtrasur­, la cual se encontraría en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza Ministro Pistarini".

Por ahora, la sospecha es que parte de la tripulación o bien la empresa que fue la anterior dueña del avión podría estar vinculada a un grupo terrorista.