Policiales | Penny Lane | Ciudad de los Niños | Gas

El frigorífico Penny Lane fue clausurado por Ambiente por la fuga de amoníaco

Dos trabajadores resultaron heridos y fueron hospitalizados. Los ocupantes de la Ciudad de los Niños y de una vivienda próxima fueron evacuados. El escape de gas fue controlado por bomberos, en un amplio operativo

La Secretaría de Ambiente de la Provincia clausuró ayer la planta del frigorífico Penny Lane por un escape de amoníaco. Dos trabajadores que estaban realizando tareas en una válvula en la sala de bombas debieron ser trasladados a un centro médico, mientras que la totalidad de los internados de la Ciudad de los Niños y los integrantes de una vivienda próxima a la empresa, en el sur de la ciudad, fueron evacuados.

La fuga de gas se produjo alrededor de las 14.30 en el sistema de refrigeración del establecimiento ubicado en avenida Juan Manuel Fangio al 4200, por lo que se dispuso un amplio operativo para evacuar la zona muy poblada y evitar consecuencias mayores.

Los operarios, de 38 y 43 años, fueron trasladados en autos particulares hasta el Policlínico San Lucas con quemaduras en sus rostros y consecuencias en las vías respiratorias por los efectos del químico.

El director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, precisó que en la planta de frigorífico Penny Lane “se dispuso el cese preventivo y precautorio, lo que implica que no se podrá operar hasta tanto tengamos la certeza de que la actividad del mismo no genera riesgos en la comunidad y en los operarios”.

En un comunicado difundido anoche por parte del gobierno de la provincia se informó que la situación fue controlada.

“Estamos en contacto permanente con el intendente, personal del Centro Cívico, Néstor Giacomi, a cargo de Ambiente, y con referentes de las áreas que participaron en el operativo a los fines de articular y coordinar el trabajo en la zona afectada”, dijo Juan Carlos Scotto, secretario de Ambiente. En un principio intervino personal de bomberos para controlar la fuga de amoníaco, disponer las primeras medidas preventivas y la disipación del gas.

Dos dotaciones de bomberos llevaron adelante el procedimiento para evitar que continuara la pérdida del gas.

También se hicieron presentes en el lugar personal del DUAR y otras dependencias policiales.

Agentes de Ente Preventivo Urbano realizaron un operativo en el exterior y de control del tránsito en un sector con mucha circulación vehicular.

La Policía Ambiental dispuso el cese preventivo de las actividades de la industria.

Personal de la Secretaría de Salud asistió a las 38 personas (32 niños y 6 adultos) de la Ciudad de los Niños y a una familia que vive en las inmediaciones.

Algunos presentaban algún tipo de irritación en sus ojos y piel;si bien no tendrían consecuencias graves, aún se debe esperar su evolución y fueron trasladados al depósito de un supermercado ubicado en las inmediaciones.

Directivos de la Fundación San Martín de Porres, administradora de la Ciudad de los Niños, junto con la Senaf, gestionaron un alojamiento transitorio para la treintena de niños en una quinta ubicada en la zona.

La mayoría de los niños durmió anoche en la Ciudad de los Niños, mientras que diez lo hicieron en las casas de los tutores. Hoy regresan todos al hogar. La comida fue aportada por la Municipalidad.

En el lugar del hecho estuvieron el secretario de Servicios Públicos, Marcelo Bressan; el subsecretario de Salud, Isaac Pérez Villarreal, y la presidenta del Ente de Prevención Urbana y Gestión Ambiental, Cecilia Márquez.

penny lane 2
Dos dotaciones de bomberos trabajaron en la planta frigorífica ubicada en el sur de la ciudad.

Dos dotaciones de bomberos trabajaron en la planta frigorífica ubicada en el sur de la ciudad.

Los vecinos del Frigorífico Penny Lane, ubicado al lado de la Ciudad de los Niños y a menos de 500 metros del Ipem Número 30 “Edgardo Roberto Prámparo” y del edificio de la escuela Fotheringham, reflotaron las quejas que vienen realizando desde hace años por los malos olores emanados por las lagunas que se forman por los residuos. Agregaron que, además del olor, los desechos atraen moscas y roedores a la zona.

Los vecinos sostienen que realizan las presentaciones en los entes correspondientes y la situación de contaminación ambiental no se soluciona.

Los operarios, con quemaduras

“Dos personas quedaron internadas en observación a la espera de su evolución con quemaduras en rostro y dificultad respiratoria, por su cuadro inflamatorio propio del accidente”, confirmaron desde la dirección del Policlínico San Lucas, donde fueron trasladados los heridos por la fuga de gas.

Los profesionales indicaron que los afectados “por ahora están fuera de peligro, aunque se espera su evolución y seguimiento con medicación y el control a cargo de los médicos especialistas”.

Los trabajadores, de 38 y 43 años, fueron trasladados por automóviles particulares ante la gravedad de las lesiones sufridas.

Las próximas horas serán fundamentales en la evolución de las lesiones.