Río Cuarto | perro | animal | Redes sociales

Defendió a su hijo de un perro y lo mató de un golpe: para el fiscal sería justificado

Ocurrió el lunes en un bar del oeste y fue denunciado por Patricio Bavera, padre del niño. Expuso que él mismo fue agredido en el lugar. Una cámara mostró el ataque del animal. Bavera sufrió múltiples escraches

Un riocuartense que estaba en un bar del oeste de la ciudad tuvo que actuar de improviso cuando percibió que un perro estaba atacando a su hijo de apenas 3 años y lo tenía en el suelo.

Patricio Bavera intervino rápidamente y buscó defenderlo: le dio una patada al animal y ese golpe a la postre le provocaría la muerte. Por el hecho, intervino la Justicia y el fiscal de la causa, Javier Di Santo, manifestó que habría actuado con una razón justificada, que sería la de preservar la integridad física del niño.

Polémica tras la muerte de un perro

Ayer se viralizó un video de una cámara de seguridad que muestra el episodio. Hasta ahora, la única denuncia fue radicada por el propio padre de familia, que además dejó asentado que fue víctima de agresiones en Amaranto, el local gastronómico donde todo ocurrió.

Proteccionistas comentaron, sobre el video, que el perro no tenía intenciones de morder al niño, que estaba en el suelo, sino sólo de “ponerle un límite”. También fue blanco de escraches en las redes sociales y hasta se convocó a una manifestación en su domicilio.

Tal como pudo averiguar ayer este diario, las investigaciones preliminares que lleva adelante el fiscal de instrucción Javier Di Santo no incriminarían a Bavera. Por el contrario, las pruebas testimoniales y fílmicas que tiene en su poder el magistrado -un video distinto al que tomó estado público ayer-, indicarían que el adulto intervino siempre con el simple objetivo de auxiliar al menor.

Eso quiere decir que, si bien el hombre le da una patada al perro, lo hace para sacárselo de encima al niño, pero no con la intención de matar al animal.

Es lo que surge de los registros de las cámaras, que fueron incorporados a la causa, y cuyo contenido sería semejante al que se difundió ayer a través de las redes sociales.

El magistrado deduce, sobre la base de estos elementos, que “hay una causa de justificación”, que es la de proteger al niño del ataque del perro.

Si bien trascendió públicamente que el animal habría fallecido como consecuencia de una lesión en el bazo, producto del golpe, lo cierto es que Di Santo se encuentra a la espera de los resultados de la necropsia practicada sobre el animal.

Por otro lado, la única denuncia que recibió hasta el momento la Justicia es la que formuló el propio Bavera el lunes pasado, poco después de ocurrido el hecho, en la que también detalló las agresiones físicas que sufrió en el lugar, cuando le recriminaron su intervención a raíz del incidente entre el perro y su hijo, un niño de 3 años.

Sin denuncia

Si bien se especuló ayer durante todo el día con una denuncia por parte de las protectoras de animales o de los propietarios del local gastronómico donde ocurrieron los hechos, finalmente eso no se había concretado hasta anoche.

Una de las alternativas que se barajaban es que se realizara una presentación en el marco de la Ley Sarmiento, que castiga la crueldad hacia los animales.

De todos modos, el fiscal ya intervino para dilucidar el caso, por la presentación que formuló el propio Bavera.

Amenazas

El caso tomó estado público a través de diferentes personas vinculadas a las protectoras de animales, el mismo lunes, y rápidamente generó un gran volumen de interacciones y publicaciones en las diferentes redes sociales.

Gran parte de esos contenidos, muchos de ellos replicados por otros usuarios, apuntaban directamente en contra de Patricio Bavera, con todo tipo de calificativos negativos hacia él, por el altercado que protagonizó en el local gastronómico ubicado en el oeste de la ciudad.

Rápidamente, el veredicto de muchos usuarios de las redes sociales fue catalogarlo como “asesino”, en posteos en los que se lo mencionaba con nombre y apellido y eran acompañados con una imagen para identificarlo.

Esas publicaciones no tardaron en derivar en amenazas personales, como lo denunció ayer el propio Patricio Bavera.

Incluso, se organizaron escraches “presenciales” frente a la casa del hombre señalado.

Críticas de proteccionistas

Ayer, más temprano, la referente de las proteccionistas, Natalia Borla, había manifestado su indignación con el episodio al relatar que “el padre, al escuchar el grito del niño, se asusta y fue a pegarle al perro, que se fue corriendo hacia uno de los negocios gastronómicos, se desvaneció, agonizó y murió”.

Natalia Borla remarcó que “lo reprochable de la situación fue que, después del hecho, el hombre siguió charlando con su amigo”.

La versión de Patricio Bavera es diferente: asegura que nunca advirtió que el golpe sobre el animal había sido grave ni que hubiera puesto en riesgo su vida.

Consultada respecto del video que circuló en la tarde de ayer por las redes sociales, en el que se puede ver el episodio, Borla precisó que el perro en ningún momento mordió al niño, sino que le estaba “poniendo un límite, después de varios avisos que le había dado”.

En el mismo sentido, apuntó que, con este tipo de comportamiento, lo perros suelen “someter” a sus pares para indicarles claramente su dominio o realizarles una advertencia severa, pero sin recurrir a morderlos.

El Municipio apunta a la tenencia responsable

La polémica por la muerte del perro que atacó a un niño en un comedor reaviva la discusión por la tenencia responsable y la cantidad de perros “comunitarios” y callejeros.

Desde el Municipio, informaron que se realizan unas 200 castraciones gratuitas por semana y adelantaron que el castrador móvil retomará en breve su frecuencia de una visita por semana a los barrios.

Además, precisaron que se reforzarán las campañas de adopción responsable de mascotas.

Además, detallaron que, en los casos en los que hay animales agresivos, interviene el Ente de Prevención Ciudadana. Si tiene dueño, se lo notifica para que se haga cargo de su mascota y, si no, se lo envía al Centro de Reinserción.

Finalmente, pidieron “responsabilidad de la gente con la tenencia de mascotas”.