Río Cuarto | Precios | Medida | Gobierno

Dudas, temor al desabastecimiento y enojo por la falta de consultas

Supermercadistas manifestaron su incertidumbre respecto a lo que va a pasar con la medida del gobierno nacional. El Centro de Almaceneros expresó su discrepancia. Los consumidores respaldan la decisión

Incertidumbre por lo que va a pasar, dudas por la eficacia de la medida que se adoptó, temor a un desabastecimiento de productos y malestar porque no fueron consultados son las sensaciones que tienen hoy los supermercadistas y almaceneros al ser interrogados en torno al control de precios del gobierno nacional.

En tanto, el Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba expresó a través de un comunicado su discrepancia respecto de la resolución 1050/2021 por haber sido excluidos -argumentó- de toda consulta.

Tenemos incertidumbre y también dudas respecto de cómo va a funcionar el control de precios. Tememos además que haya desabastecimiento de productos. No podemos asegurar que el acuerdo vaya a funcionar. Tenemos incertidumbre y también dudas respecto de cómo va a funcionar el control de precios. Tememos además que haya desabastecimiento de productos. No podemos asegurar que el acuerdo vaya a funcionar.

En cambio, los consumidores respaldan la decisión del gobierno nacional, por considerar que hay que ponerle un freno a la suba de precios de las mercaderías.

“Tenemos incertidumbre y también dudas respecto de cómo va a funcionar el control de precios. Nosotros dependemos de los valores de los proveedores”, dijeron almaceneros al ser consultados por la medida nacional.

Y agregaron: “Tememos además que haya desabastecimiento de productos. No podemos asegurar que el acuerdo vaya a funcionar”.

El congelamiento de precios fue duramente criticado por el sector empresario, mientras que el gobierno nacional salió a defenderlo.

“La reciente resolución de la Secretaría de Comercio Interior respecto de la fijación de precios máximos es una medida muy negativa para el funcionamiento habitual de las empresas establecidas en nuestro país”, dijo la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Por su lado, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, replicó que el congelamiento de precios no implica un “ataque” al sector empresario y acotó que el Gobierno “va a exigir que se cumpla” la medida.

Por último, el Centro de Almaceneros sentenció en un documento: “Por enésima vez, presenciamos un intento del gobierno nacional por aplacar el ritmo inflacionario -principalmente el que afecta a los alimentos y a otros productos básicos de la canasta familiar- y claro está que toda acción dirigida a ese objetivo es en esencia válida y plausible, porque es principalmente el Estado quien debe adoptar medidas urgentes para mitigar la difícil situación económica y social, que oprime sin tregua a la mitad de la población argentina”.

Mientras los supermercadistas dudan de la efectividad de la medida nacional, los vecinos piden que se detenga el aumento de precios que comprueban a diario en las góndolas, por su impacto directo en el costo de vida.

“Esta resolución se torna inviable”

El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba expresó ayer “su discrepancia con Resolución 1050/2021 del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación que impone precios máximos de venta al consumidor de bienes de consumo general”.

“Se trata de una medida repetidamente insuficiente, en la que (otra vez) los comercios de proximidad del interior fueron excluidos de toda consulta”, dijo.

“El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, institución representativa del comercio minorista de la Provincia, observa con preocupación la decisión arbitraria del gobierno nacional, de decretar unilateralmente los precios máximos a que, por el plazo de 90 días, deberán comercializarse al consumidor final más de 1.000 (mil) artículos de alta rotación, generando desconcierto entre proveedores y comerciantes, además de falsas expectativas en los consumidores del interior del país, cuyo comportamiento de consumo, evidentemente, no fue contemplado”, acotó.

“Esta resolución se torna inviable para el sector”, finalizó.