Río Cuarto | programa | Encuentro | busso

Córdoba ya tiene más de 2 millones de hectáreas bajo buenas prácticas del agro

El ministro Sergio Busso encabezó ayer el encuentro del Consejo Consultivo del programa que ya cumplió cinco ediciones y va por la sexta. Pero también se proyecta a nivel nacional tras el interés del Ministerio de Agricultura de la Nación de llevarlo al plano federal. Participaron más de 50 instituciones que forman parte de esa política

Los integrantes del Consejo Consultivo de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs) se reunieron ayer en el Centro Cívico del Gobierno de Córdoba. Este órgano asesor está integrado por más de 50 organismos y entidades vinculadas a todos los eslabones de la cadena agroalimentaria y agroindustrial, y tiene como finalidad plantear propuestas de mejora y nuevos desafíos a la iniciativa provincial que ya tiene cinco ediciones finalizadas.

El encuentro estuvo encabezado por el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, junto a miembros de su gabinete. La convocatoria se organizó en formato taller para poder analizar el desarrollo de los últimos años del programa y proyectar los pasos a seguir en la sexta edición, y también en la agenda nacional que se propone para la iniciativa.

Respecto a este último eje, Busso convocó a todos los miembros del Consejo Consultivo a acompañar a la Provincia en la organización de un encuentro que permita compartir al resto de las provincias productoras el modelo de las BPAs de Córdoba y aportar ideas para la proyección nacional del mismo.

“Queremos invitarlos a trabajar para avanzar en una normativa a nivel nacional que escale en base al modelo de las Buenas Prácticas Agropecuarias, del cual Córdoba tiene años de experiencia”, destacó el titular de la cartera agropecuaria.

En cinco ediciones se incluyeron 15.500 cuentas catastrales y más de 2 millones de hectáreas al plan.

Y agregó: “Este programa ha logrado legitimarse y ser parte del sector agropecuario gracias a que cada uno de sus representantes se incorpora a estos espacios de diálogo y construcción de las políticas públicas sostenibles”.

El coordinador del programa, Santiago Dellarosa, tuvo a su cargo el desarrollo del taller y detalló que a la fecha ya suman más de 15.500 cuentas catastrales y 2.047.018 millones de hectáreas involucradas dentro del programa.

Estos resultados son parte de lo que advirtieron otras jurisdicciones y la Nación para buscar replicar lo que en Córdoba es una política de Estado desde hace cinco años. Como se sabe, los dos pilares centrales del programa son incentivar a una mayor producción bajo prácticas de cuidado del ambiente y los recursos, y el incentivo a quienes certifican esos avances a lo largo de las cadenas agroindustriales.

Del primer encuentro presencial del Consejo Consultivo de las BPAs participaron representantes de las direcciones regionales Córdoba de Inta, Inti, Senasa; dirigentes de las entidades que componen la Mesa de Enlace Agropecuaria, la Bolsa de Cereales de Córdoba, la Asociación de Consorcios Camineros, del Cluster de Garbanzo, de Afic y de la Asociación de Productores Porcinos; de los colegios de Ingenieros Agrónomos y Médicos Veterinarios; legisladores que integran la Comisión de Agricultura de la Unicameral; de las casas de altos estudios y de otras cámaras y entidades que son parte de la comunidad agroalimentaria.

El ministro Busso pidió ir por nuevos desafíos

Durante el encuentro con las más de 50 instituciones que forman parte del Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs), el ministro Sergio Busso llamó a redoblar los esfuerzos e ir por nuevos desafíos en el marco del lanzamiento de una nueva edición, la sexta, del programa de incentivos y reconocimientos a productores que validan prácticas amigables con el ambiente.

“Estamos iniciando una nueva edición de este programa y siempre con el Consejo Consultivo como una herramienta importante de construcción de esta política. Siempre digo que esto se legitimó a partir de la construcción público-privada, con más de 50 instituciones que forman parte y que año tras año siguen manteniendo esta política de Estado, que no sólo tiene vigencia sino que además va escalando. Y este año tendremos nuevos desafíos”, insistió el ministro.

El funcionario provincial también remarcó la amplia participación de las entidades en la elaboración de los objetivos y en el acompañamiento a lo largo de estos años para que el programa hoy no sólo se haya consolidado en Córdoba, sino que empiece a replicarse en otras jurisdicciones.