Río Cuarto | puertas | Fotos | Hay

Historia y cultura del país recorridas por sus puertas

El relevamiento fotográfico de Aníbal Bizzotto y Alejandro Arcuri se convirtió en un proyecto federal y colaborativo con el aporte de usuarios de todas las provincias. Las entradas que nos acercan a hechos, personajes y curiosidades de nuestro pasado

¿Cuántas historias tienen como locación principal a las puertas? ¿Cuántos dichos y lugares comunes involucran a estas aberturas? ¿Cuántas veces estamos esperando a alguien especial que golpee la puerta de nuestro hogar, o cuántas nos apoyamos en su marco para ver la vida pasar en la calle? Las puertas cuentan historias, dan cuenta de nuestro pasado y del paso del tiempo. Presentan nuestra cultura, nuestras tradiciones; ¿cuántas veces salimos a la puerta a tomar la fresca y compartir con los vecinos del barrio?

Los umbrales, el permiso a entrar a la vida de alguien nuevo, esas costumbres hermosas del interior en las que todos nos abren las puertas de sus casas, aquellas que jamás se cierran con llave, esas que permiten el paso para el refugio. Quizás con una poesía implícita, pero con la total conciencia de lo que significan esas puertas, los arquitectos Aníbal Bizzotto y Alejandro Arcuri coordinan un proyecto que invita a conocer construcciones de todo el país. “Argentina en Puertas” empezó como una propuesta fotográfica, pero rápidamente fue sumando aportes de ciudadanos de todas las provincias, se federalizó con notable compromiso, y se convirtieron en una hermosa “colección de puertas”, como les gusta presentarse.

“En un comienzo no nos conocíamos con Alejandro, pero como Instagram fue una de las primeras redes que empezó a trabajar con la imagen y participábamos muchos fotógrafos, nos fuimos conociendo a medida que compartíamos imágenes similares”, comentó Aníbal sobre los inicios del proyecto, y señaló que ambos fueron contactados por otro portal y se pusieron de acuerdo en iniciar la propuesta de Argenpuertas, “Argentina en Puertas”.

“A partir de ese momento comenzamos a hacer algunas cosas juntos en relación a cómo sacar las fotos, a cómo mostrarlas”, señaló Bizzotto, quien explicó que por motivos laborales le tocaba viajar mucho por todo el país, por lo que tenía fotografías de muchas localidades. “Me di cuenta de que le sacaba mucho a las puertas, por lo que así se dio el inicio de la cuenta, luego le dimos un enfoque más federal e integrador, incluso no solamente compartir nuestras fotos sino también de los usuarios”, señaló el arquitecto. Con estas definiciones, hace 5 años, “Argentina en Puertas” comenzó a hacer su camino y tener más seguidores.

Las puertas se cerraron con motivo de la pandemia por el Covid-19, y algunos de los proyectos que habían iniciado Aníbal y Alejandro debieron suspenderse por un tiempo. “Teníamos pensado hacer una muestra por los 5 años, queríamos elegir unos lugares de Argentina en los que pudiéramos mostrar parte de la colección, con la posibilidad de mandar un kit como para que pudieran mostrarlo en las escuelas, como muestra itinerante, pero se suspendió, algún día lo haremos”, comentó Bizzotto.

- ¿Cuánto aporta desde lo simbólico el tratamiento que hacen de las puertas?

- Como ambos somos arquitectos surgió la intención de entender la cultura a través de un solo elemento, y el de la puerta tiene mucha referencia en la línea histórica y en la cuestión cultural. Hay mucha relación entre los barrios o las épocas sobre la tipología de la puerta. Por esto, muchas veces nos consultaron por qué no hacíamos otro tipo de fotos, con ángulos distintos, pero decidimos conservar siempre la foto frontal y con el paso del tiempo empezó a aparecer la escala humana o algunas imágenes con animales, que tiene muy buena aceptación de la gente. Además, hemos buscado puertas de edificios más reconocibles, u otras de una casa cualquiera en la que alguien comenta que allí jugaba de chico, por ejemplo.

Bizzotto, además de su actividad como arquitecto, es docente en un taller de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, donde buscan visibilizar temas de la cultura y del pasado que han quedado perdidos, y ver cómo incorporar inteligencias del territorio nacional a las nuevas arquitecturas.

El paso del tiempo

“En algún momento Instagram te daba una posibilidad de entrar a un mapa y ver de dónde se sacaban las fotos, pero se quitó esa opción, por lo que perdimos algunas herramientas que nos servían para seleccionar las fotos”, indicó el administrador del proyecto, y agregó: “Observábamos de qué sectores teníamos menos imágenes e intentábamos sumar de esos lugares. Por supuesto que de las ciudades más grandes teníamos más fotos”.

- ¿A través de las puertas se puede hacer un recorrido por la historia argentina?

- Sí, en cuanto a las más históricas se debería hacer un relevamiento, pero está bueno que muchos usuarios las suben con reseñas, lo que nos permite conocer más la historia por detrás de esa puerta. Sobre todo hubo un cambio muy fuerte en las primeras casas estilo “chorizo”, con la puerta alta de 4 metros, y luego las institucionales que tienen otra escala, pero cuando salís de esa escala están las convencionales. También hay estilos en relación a los primeros chalets, o los de los años ’90, las puertas que se usan ahora. De todas formas, en lo general, nos terminamos fijando en las más históricas.

El arquitecto destacó que en algunas ciudades, si uno camina por los barrios más conocidos, se encuentra “con una puerta al lado de la otra como para sacar fotos, mientras que en algunas localidades de la costa, que son más nuevas, es más difícil encontrar a qué puerta se le puede sacar foto”, sostuvo.

- ¿Hay algún criterio en particular para elegir una puerta o construcción por sobre otras?

- En un principio les sacábamos a todas las puertas que veíamos, pero después comenzamos a contar algo, una historia, o mostrar algo detrás de la puerta, o si hay una fecha en particular tratamos de seguir lo que va sucediendo con una imagen representativa.

- ¿Tienen fotos de todas las provincias?

- Creo que sí, es difícil sin una referencia en mapa, pero cuando comenzamos a incorporar el trabajo de usuarios en la cuenta se hizo de intercambio y se abrió mucho. Nos mandan siempre mensajes de puertas de sus barrios, hay muchos que colaboran y comentan las fotos.

“La idea de la puerta es tomada por muchos escritores en relación a cruzar un límite, otro espacio a explorar, algo que no se permite tanto desde la fotografía, y como no estamos acostumbrados a escribir en la cuenta porque lleva mucho tiempo, se va incorporando de a poco en este mundo”, sostuvo el arquitecto, quien reconoció que hay muchas historias y realidades que se van observando en cada imagen de puertas que suman a la colección. “Cuando ponemos una muy deteriorada los comentarios son diversos, algunos que plantean que es una pena o cuando se incorpora una intervención artística como de graffiti para algunos es linda y otros no, la consideran arruinada”, señaló.