Regionales | qatar |

Laboulayenses en Qatar: "Un influencer catarí nos escoltó hasta cruzar la frontera"

Franco, Bernardo y Nicolás llegaron en bici a la sede mundialista para alentar a la celeste y blanca y contaron el increíble encuentro con una celebridad que les permitió entrar al país árabe. "Fue algo de película", relataron

Los ciclistas de Laboulaye Franco Bussi, Bernardo Costamagno y Nicolás Arce ya están en Qatar para acompañar a “La Scaloneta” en el Mundial, luego de haber pedaleado casi 7 mil kilómetros y haber cruzado más de 11 países en siete meses. El pasado miércoles pudieron pisar suelo catarí pero fue justamente este ingreso lo que hizo más mágica la hazaña, según aseguraron en Puntal los protagonistas del grupo “Soñando en cleta”. Y es que el influencer local “Mabkhot” en persona fue quien los escoltó para que ellos tres junto a otros argentinos pudieran pasar la frontera sin problemas.

Fue en Abu Dhabi que los tres jóvenes conocieron a otros compatriotas y definieron que todos pasarían juntos dadas las restricciones de Qatar para el cruce de vehículos que no fueran locales. Y fue a unos kilómetros de la sede mundialista donde ocurrió lo que lo que ellos mismos calificaron como “un milagro” que les permitió poder cumplir el sueño.

Franco, Bernardo y Nicolás llegaron en bici a la sede mundialista para alentar a la celeste y blanca

“Conocimos a tres amigos pampeanos en bicicleta y dos parejas argentinas que estaban viajando en motorhome desde hace muchos meses desde Europa. Decidimos que todos juntos éramos más fuertes y que todos íbamos a encarar la frontera entre Arabia Saudita y Qatar que tan difícil estaba, más que todo para nuestros amigos de los motorhomes que necesitaban un permiso especial para acceder con su vehículo que tiene patente europea. Nosotros la teníamos un poco más fácil porque ya teníamos los documentos que exige el país, pero veníamos juntos y al final fue algo de película lo que vivimos”, sostuvo Franco en diálogo con este medio.

El laboulayense dijo que se unieron a los demás y viajaron unos 300 kilómetros en los motorhomes hasta la ciudad fronteriza de Arabia Saudita con Qatar. “Estábamos sentados en una ronda de diez, compartiendo comida que nos regaló un restaurante y hotel de los alrededores -la verdad es que los últimos meses del viaje veníamos recibiendo comida de la gente que nos ayudó muchísimo- y empezamos a cantar con alegría canciones de la selección argentina. Se empezó a arrimar gente a preguntarnos qué hacíamos y qué necesitábamos. En eso llegaron dos personas locales, con su patente catarí en el auto y nos hicieron un video cantando, nos preguntaron qué necesitábamos. Les contamos nuestra situación, que no podíamos ingresar, que era muy difícil por los permisos para los autos. No sé cómo fue pero al video lo vio el influencer más importante de Qatar, que es amigo de Messi. Después de una hora llegó en un Land Rover, se bajó y nos dijo: ‘Chicos, no se preocupen’ y en inglés: ‘You are my guests’. Esa frase increíble de los países árabes que significa ‘Tú eres mi invitado’, y que hay que despreocuparse porque implica que ellos se van a encargar de todo”, describió.

Franco, Bernardo y Nicolás llegaron en bici a la sede mundialista para alentar a la celeste y blanca

Franco destacó la magia del momento que vivieron cuando “este influencer nos escoltó varios kilómetros hasta cruzar la frontera”. “Fue increíble, como si hubiéramos salido campeones del mundo, todos cruzando juntos cantando canciones de la selección argentina, con banderas hasta incluso la Policía Migratoria cantaba con nosotros”, narró.

Además comentó que esta celebridad catarí les brindó su departamento como lugar de alojamiento para poder descansar ni bien arribaron; no obstante, ya están en la tarea de buscar un hospedaje. “Hoy ya seguro salimos con nuestras bicis a buscar lugares dónde acampar o ver si encontramos un alojamiento. La verdad es que llegamos acá con el corazón en la mano, fue a puro pulmón. Todavía no conseguimos los tickets para los partidos, no tenemos hospedaje, ni vuelos de regreso pero acá estamos; cumplimos el sueño y creemos en el día a día”, afirmó.

Laboulayenses en Qatar1.jpg

“Estamos acá apoyando a La Scaloneta, soñando con estar hasta el final del Mundial, pasito a pasito para llegar al último partido”, recalcó el ciclista.

Irán, entre lo bello de su gente y lo duro del régimen

El viaje de los tres laboulayenses comenzó el pasado 23 de abril desde Italia, llevó más de 7 mil kilómetros en total y un sinnúmero de travesías por las más diversas naciones; sin embargo, el paso por Irán fue el que más los marcó. “En este país fueron 40 días muy intensos en los que pasaron un montón de cosas, la mayoría de ellas muy buenas porque la gente iraní es la más hospitalaria del mundo, es un país hermoso en cuanto a paisajes. Allí hicimos la mejor ruta de todo el viaje”, sostuvo Franco.

“Fueron 2 mil kilómetros que recorrimos en este país, mil en bicicleta y mil de ellos fueron en desierto, por lo que era salir a las 4 y media de la mañana, con mucho esfuerzo. Hacer entre 100 y 150 kilómetros por día, dormir con la carpa donde sea”, explicitó.

El joven y sus compañeros de viaje hicieron una mirada crítica respecto a la situación sociopolítica actual por la que atraviesa este país, además de admitir que ellos sufrieron en carne propia la rudeza del régimen que los llevó a tener varios contratiempos. “La realidad es que hoy Irán es llamada República Islámica de Irán, por ende los que gobiernan el Estado son líderes religiosos y la verdad que es una dictadura lo que está viviendo el pueblo iraní, la están pasando muy mal. La gente sale a protestar y hay muchas muertes. Estuvimos presos también porque se creen que como extranjeros uno puede ser espía o no apoya la religión. Eso nos complicó por momentos pero pudimos salir bien”, reconocieron.

Franco, Bernardo y Nicolás llegaron en bici a la sede mundialista para alentar a la celeste y blanca

La selección, de cerca

Ya en Dubai llegaron los buenos momentos y se hicieron patentes durante el arribo a Emiratos Árabes Unidos en el encuentro con “La Scaloneta”. “Llegando a Abu Dhabi pudimos estar en el entrenamiento de la selección argentina, donde pudimos estar en una posición increíble en el estadio, que no sabemos ni cómo pudimos llegar ahí. Nos regalaron esos tickets, tuvimos a todos los jugadores muy cerca”, resaltó Franco.

Un párrafo aparte de agradecimiento vertieron los tres ciclistas para todos los que colaboraron para hacer realidad este anhelo. “Hubo muchísima gente que nos apoyó en estos siete meses, en estos 7.400 kilómetros, en este día a día. Todos los que en el Instagram “Soñando en cleta” nos mandan mensajes y nos apoyan con la app Cafecito con donaciones. Invitamos a seguir colaborando porque el 70% de lo que llega se lo aportamos al colegio Lucio V. Mansilla de Laboulaye. Tenemos previsto cuando regresemos a la Argentina ir a la escuela para hacer algo con ellos. Es una de las instituciones que más necesita de nuestra ciudad y qué más lindo que aportar con acciones solidarias a nuestro pueblo, que nos ha brindado un apoyo incondicional”, subrayaron.

Y por último mencionaron a sus familias y amigos, quienes pusieron a la venta camisetas y remeras del grupo, para aportar a la causa y también para ayudar al centro educativo.

Luciana Panella. Redacción Puntal