Río Cuarto | Reducción | jornada laboral | CGT

Reducción de la jornada laboral: los empresarios locales están en contra y la CGT celebra la iniciativa

Para el Cecis, no es oportuno por la crisis. Además, dicen que aumentará los costos. Magallanes opina que podrían crearse puestos de trabajo

Mientras se vuelve a discutir la reducción de la jornada de trabajo en la Cámara Baja, desde el centro empresario local (Cecis) manifestaron su rechazo a la iniciativa, a la que califican de inoportuna y perjudicial para el sector. En tanto, la CGT celebra el debate en el Congreso y sostiene que, de aprobarse, ayudaría a la creación de nuevos puestos de trabajo, entre otros beneficios.

Los diputados retomaron ayer el debate en comisión de varios proyectos de ley para reducir la jornada laboral a 40 horas semanales, e incluso hasta 36, sin establecer en contrapartida reducciones salariales.

Uno de los argumentos centrales a favor de los cambios es que, en los países donde se implementaron, las empresas no sufrieron pérdidas, sino que la ecuación se terminó compensando con una baja del ausentismo y de los accidentes laborales, y el aumento de la productividad.

Los impulsores de las modificaciones en la normativa aseguran que los proyectos apuntan a generar una mejor distribución de los puestos de trabajo.

La comisión de Legislación Laboral de la Cámara Baja tiene en carpeta siete proyectos diferentes, de los cuales cinco son impulsados por miembros del bloque oficialista, uno por el socialismo y otro por el Frente de Izquierda.

Entre los promotores de la reducción de la jornada laboral, uno de los actores de mayor peso es la CGT, que se manifestó abiertamente en tal sentido y que tiene al diputado Sergio Palazzo, del gremio bancario, como impulsor de uno de los proyectos en danza.

Consultado por Puntal, el secretario general de la CGT Regional Río Cuarto, Sergio Magallanes, destacó que, en caso de que alguna de las iniciativas se convierta en ley, en general "tendrá efectos positivos, porque al reducirse la jornada, hay posibilidad de incorporar una mayor cantidad de trabajadores".

El dirigente cegetista sostuvo que las características de Río Cuarto imponen algunas limitaciones: "En nuestra ciudad, donde no hay empresas grandes, costaría bastante más, pero en lugares con industrias que operan a 3 turnos, habría más posibilidades".

Magallanes sostuvo que, en caso de lograrse la reducción de la jornada laboral, sería una conquista para los trabajadores que, "ganando lo mismo, podrían trabajar menos cantidad de horas; en todo el mundo se apunta a este objetivo".

Rechazo del sector empresario

Por su parte, Atilio Lunardi, presidente del Centro Empresario, Comercial y de Servicios (Cecis), se manifestó en contra del acortamiento de la jornada de trabajo, y sostuvo que una medida de ese tenor complicaría aún más la incorporación de personal e incluso subir los costos.

"Consideramos que no es el momento para hacerlo, en una situación en el que el país está con problemas terribles económicos, con bajos salarios, con una serie de complicaciones para poder tomar personal", indicó el titular del centro empresario.

"Bajar la cantidad de horas trabajadas va a generar un sobrecosto, seguramente, en los productos. Y realmente, creo que el pueblo argentino no está en condiciones de de que eso pase", abundó Atilio Lunardi.

"Bajar las horas trabajadas tendrá un sobrecosto en los productos", indicó Lunardi.

En el mismo sentido, opinó que este tipo de inciativas "funcionan en países donde los salarios son importantes y en condiciones muy distintas a las que tenemos acá, pero no creo que sea algo que se aplicable en en un contexto como el que tenemos".