Policiales | Río Cuarto |

Tras un robo de película en Elena, la Policía hiere a un delincuente y detiene a otros 2

El raid delictivo se inició en una tienda de la localidad del departamento Río Cuarto. Tomaron de rehén a un agente y se llevaron el móvil. En la autovía realizaron un falso control y escaparon en una Chevrolet Tracker

Un espectacular raid delictivo que se inició con un frustrado robo por parte de al menos cuatro delincuentes, con un policía como rehén y el robo de una pistola reglamentaria, terminó en Tancacha con un sujeto gravemente herido por un agente policial, tras una intercambio de disparos.

La secuencia delictiva de los malvivientes se inició cerca de las 10 cuando ingresaron a una tienda ubicada en la primera cuadra de calle Güemes, al oeste de la localidad de Elena, para llevar adelante un supuesto allanamiento.

Los tres sujetos que estaban vestidos con algunas prendas policiales se presentaron en el comercio de ropa. Fueron recibidos por la empleada, ya que la dueña estaba de viaje. Ante la demora por parte de la pareja para ser recibidos, los sujetos ingresaron a la cocina, mientras que la joven trabajadora dio aviso sobre el supuesto robo a la propietaria con un mensaje de texto, ya que el pasado 7 de julio habían sufrido un hecho de similares características.

El delincuente herido por el agente policial en el enfrentamiento en Tancacha se encuentra internado en estado delicado en el Hospital de Río Tercero.

Aparentemente en el exterior de la tienda había otro delincuente que hacía de campana y se movilizaba en un Toyota Corolla.

A los pocos minutos, llegaron dos efectivos de la subcomisaría local en un móvil. En el interior de la tienda, uno de los agentes fue golpeado por un delincuente que se dio a la fuga caminando. Luego el efectivo fue tomado de rehén y lo llevaron en el patrullero rumbo a la ruta.

En otro capítulo de la película policial, los sujetos simularon un control vehicular en la autovía. Detuvieron la marcha de una Chevrolet Tracker de color blanca, hicieron bajar al conductor y se dieron a la fuga, con el arma reglamentaria del policía que habían tomado de rehén.

Dentro de la camioneta dejaron esposados al policía y al dueño de la Tracker.

En un camino rural de Berrotarán ubicaron el Toyota Corolla abandonado por el delincuente que hacía de campana y se mantiene prófugo.

El delincuente, de 46 años, con domicilio en barrio Empalme de Córdoba, que se había escapado luego de forcejear y golpear a un sargento ayudante, fue detenido por la Policía dentro de la misma localidad de Elena.

Fue imputado por el fiscal de Instrucción de Primera Nominación, Pablo Jávega, de autor del delito de tentativa de robo calificado.

El otro agente interviniente habría perseguido con una camioneta de la Municipalidad al móvil con los delincuentes y el sargento ayudante de 42 años.

El violento episodio revolucionó la tranquilidad habitual de la localidad ubicada a 70 kilómetros al norte de nuestra ciudad.

Tras la huida de los delincuentes en la camioneta Tracker, que tenía un calcomanía de las Islas Malvinas, la Policía montó un amplio operativo cerrojo en las rutas de la región.

En ese recorrido tomaron el camino a Colonia La Primavera, por los datos que manejaban la Policía. Alrededor de las 15, el vehículo buscado con dos ocupantes fue divisado en las inmediaciones de una estación de servicio de la ciudad de Tancacha y se generó un enfrentamiento con policías de la Departamental Tercero Arriba, entre los que se encontraba el director de la unidad, el riocuartense Agustín Torres.

La fiscal de Instrucción de Primera Nominación de Río Tercero, Paula Bruera, precisó que, al intentar identificar a uno de los delincuentes, se inició un intercambio de disparos, en el que resultó herido de gravedad un delincuente y un policía salvó su vida por el chaleco antibalas, ya que el impacto dio en la estructura.

El ladrón fue trasladado al Hospital de Río Tercero imputado del delito de tentativa de homicidio calificado, mientras que el otro sujeto fue detenido acusado del delito de encubrimiento. Todos tienen domicilio en la ciudad de Córdoba, indicaron las fuentes consultadas.

El efectivo policial que recibió el impacto de bala que dio en el chaleco fue asistido también en el Hospital de Río Tercero.

Bruera indicó que “en el lugar de los hechos, se procedió al secuestro de armas de fuego" y podría haber otras detenciones.

Un allanamiento con robo hace tres meses

Ariel Giordano, el dueño del comercio donde ocurrió el intento de robo en la mañana de ayer, recordó que habían sufrido un cuantioso robo de similares características hace tres meses.

El damnificado indicó que minutos antes de las 10 se presentaron tres hombres haciéndose pasar por policías para hacer un allanamiento.

Estaban vestidos con ropa oscura y tenían barbijo y gorra policial, con anteojos de sol y mostraron una carpeta con la supuesta orden judicial para llevar adelante el procedimiento.

Comentó que “en ese momento no estaba en el negocio. Buscaban a mi mujer, Soledad Martínez (se encuentra de viaje), y se empezaron a poner nerviosos porque no salía, por lo que se metieron hasta la cocina y les dije que no había salido porque estaba mal del estómago”.

Recordó: “Hace tres meses tuvimos un suceso similar, nos entraron a robar con la misma metodología. Ese día ataron a Soledad y a la empleada”.

En esa oportunidad, habían sustraído dinero y anillos de oro, entre otros objetos de valor.

Giordano explicó que ayer no alcanzaron a llevarse nada porque llegó la policía.

En ese contexto, el comerciante indicó que uno de los delincuentes sacó un arma y apuntó al efectivo dentro de la tienda y efectuó un disparo que habría rozado a uno de sus compañeros, aunque la herida no habría sido de gravedad.

El local cuenta con cámaras de seguridad cuyas imágenes serán sometidas a análisis por parte delMinisterio Público Fiscal, al igual que las captadas de la vía pública.