El albañil fue encontrado responsable de homicidio simple por unanimidad en el juicio desarrollado por jurado popular. El fiscal de Cámara había pedido la absolución del imputado. Vehemente rechazo de los familiares del preso.
La Justicia de Río Cuarto condenó a 15 años de prisión a Sergio Medina (49) por el asesinato de la comerciante Claudia Muñoz (51), ocurrido el 9 de mayo de 2017 en su tienda de calle San Martín al 2000.

El fallo fue dictado tras la decisión unánime tanto de los tres jueces técnicos como del jurado popular que participó del juicio desarrollado en la Cámara Primera del Crimen. Ante esta definición hubo un vehemente rechazo por parte de los familiares del albañil oriundo de Las Albahacas.

Tras conocerse el resultado pidieron que "la gente de Río Cuarto salga a la calle", insistiendo con la inocencia del hombre que continuará preso en la Unidad Penitenciaria local.

En la resolución, el tribunal terminó quitando los agravantes (ensañamiento y femicidio) con los que Medina había llegado al banquillo. 

La condena sorprendió en la sala repleta del nuevo edificio judicial. En los alegatos, el fiscal de Cámara, Julio Rivero, había solicitado la absolución del imputado considerando que no había "prueba de certeza" para incriminarlo.

Por su parte, la querella, asumida por Héctor Giuliani, había requerido la prisión perpetua del único acusado.

"Solución intermedia"

El abogado defensor Carlos Hairabedian analizó que el tribunal terminó arribando a una "solución intermedia". Esto es que por un lado quitó los agravantes y por el otro mantuvo una pena que le garantiza al imputado que no pasará toda su vida en la cárcel.

"Aparentemente le sacan la figura más grave que hubiera sido la de la prisión perpetua, la del femicidio con el ensañamiento, y llegaron a la figura más simple sin agravante que es la del homicidio simple para quedar bien con la víctima y a su vez, tal vez pensando, que el imputado no va a a quedar de por vida en la prisión", evaluó el experimentado letrado cordobés.

Los fundamentos del fallo serán dados a conocer el próximo 9 de marzo, hasta ese momento la defensa de Medina aguardará qué elemento pudo ser valorado para terminar incriminando al albañil.

El juicio, que generó expectativas en el ámbito judicial de la ciudad, contó con un tribunal integrado por tres jueces técnicos (Virginia Emma, Natacha García y Daniel Vaudagna) y un jurado popular.

En la audiencia del miércoles sorprendió la mención de un testigo que nunca había declarado en la causa y señaló a un sospechoso cuyas características no coincidían en nada con las de Sergio Medina. Este se convirtió en uno de los elementos que comenzaron a poner en duda la responsabilidad del albañil en el caso.

Finalmente, este viernes, después de una extensa deliberación que superó las tres horas, el tribunal terminó inclinando la balanza en contra del único acusado.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas