Deportes | River | entrenador | Alcira Gigena

El Chapulín goleador que espera su chance para volver a dirigir

Martín Cardetti está dando sus primeros pasos como DT. En diálogo con Puntal parte de su trayectoria como jugador y haber tenido de compañero de Ronaldhino

Martín Cardetti dejó a los 14 años su Alcira Gigena natal para arrancar el sueño de ser jugador profesional. Hincha de Roncedo, recaló en Rosario Central que le abrió las puertas al fútbol grande. El Chapulín espera una oportunidad para volver a dirigir.

Goleador en River, compañero de Ronaldinho en el PSG de Francia, el gigenense ya tuvo sus primeras experiencias como entrenador el exterior dirigiendo a San Carlos de Costa Rica y Mushuc Runa de Ecuador. Dejó en claro que le gusta jugar con “enganche” aunque reconoce que no quedan muchos jugadores en ese puesto.

El hombre que debutó en la primera de Rosario Central el 24 de septiembre de 1995 en el partido en el que el Canalla se consagró campeón de la Copa Conmebol, hoy reside en San Luis y espera su oportunidad para calzarse nueva-mente el buzo de DT.

- ¿Por qué la decisión de instalarse en San Luis?

- San Luis es una provincia que visité mucho desde que jugaba porque mis hermanos están viviendo acá. Después decidí que-darme en San Luis por un tema de tranquilidad, de relajación cuando no estoy trabajando. Es una ciudad que me gusta mucho.

- ¿Después de volver al país, tuvo alguna propuesta para dirigir? ¿El objetivo inmediato es dirigir en Argentina?

- Ofertas no tuve. Hablé con algunos dirigentes, pero nada concreto. No tuve la posibilidad de una oferta concreta para dirigir. Estoy esperando que salga algo ya sea en Argentina o afuera, no tengo problema.

- ¿Cómo técnico cuál es su idea futbolística?

- Los equipos me gustan cuatro, tres, uno, dos, con presión alta. Pero hay que se consiente de que muchos enganches no quedan y por eso se puede hacer un cuatro, cuatro, dos, con un doble más adelantado que tenga más manejo de pelota. Esa es más o menos mi idea futbolística que pienso.

- ¿Qué le dejaron sus experiencias en Costa Rica y Ecuador?

- La experiencia que me dejó el paso tanto por Costa Rica como en Ecuador es el tema del manejo del grupo. En el estar en el día a día, de ver lo que es estar al frente de un grupo que a veces es lo más complicado. Todo fue muy positivo, muy lindo. Esas experiencias me dejaron un buen sabor que es lo más importante.

- ¿Cuándo surgió la idea de ser director técnico, siempre lo pensó o se fue dando?

- No salió de una idea. Se fue dando, preparándome, siguiendo entrenadores. Fui manager, viendo cómo se manejan los dirigentes, me fui capacitando para ser entrenador. De un momento a otro me salió la oportunidad y empecé en Costa Rica. Creo que eso fue lo bueno, que se fue dando de a poco a medida que me fui capacitando.

- ¿De los técnicos que tuvo en su carrera con cuál o cuáles se identifica más y por qué?

-Tuve muchos técnicos a lo largo de mi carrera, pero con el que más me identifico es con el Tolo (Américo) Gallego. Por la forma en que me fue de frente, más allá de lo fut-bolístico. En lo personal me habló con la verdad, me habló bien, nunca me mintió y eso lo valoro mucho de él.

- ¿En su paso por River, tuvo algún problema con Ramón Díaz? ¿Más allá de eso le dejó algo para tomar y llevar a la práctica ahora?

- Problemas no sé si problemas. Creo que no era del agrado de Ramón para River. Las veces que jugué o lo que hice en River lo hice pulseándola día a día para demostrar cada día lo mejor. Lo que me dejó como director técnico es no hacer a los jugadores que tengo dirigiendo hacer lo que él me hizo.

- Cómo jugador tuvo a varios compañeros que hoy son técnicos, Gallardo, Coudet, Heinze, Pochetino, ¿Qué es lo que más destaca de ellos? ¿Es Gallardo el mejor?

- Son todos grandes entrenado-res que tuvieron la posibilidad de estar en clubes grandes y eso es muy bueno. Siempre destaco mucho a Heinze porque es un entrenador que viene de abajo y ha hecho grandes cosas en equipos denominados chicos. No hay dudas de que Gallardo hoy por hoy es el mejor entrenador de Argentina. Lo demostró en tantos títulos que logró y finales que jugó. Por todo lo que ganó en su carrera en River.

- En su etapa de jugador, ¿Qué significaron Rosario Central, River y Racing?

-Fueron equipos muy importan tes en mi carrera. Central es un equipo al que siento que le debo muchísimo por el tema de haber hecho las juveniles, salir campeón ahí. Un club al que siempre quise volver y no pude. Ojalá pueda volver como entrenador en algún momento. River me dio la posibilidad de salir goleador en un campeonato, que siempre como jugador fue lo que soñé. En Racing no tuve tanta trascendencia como en los otros, pero es un club al que quiero mucho.

- En el PSG tuvo e como compañero a Ronaldinho. En la cancha era un crac ¿cómo compañero?

- No hay palabras para describir a un jugador de esa clase. Siempre fue un crack adentro y afuera de la cancha. Lo hacía diferente a todos. Un jugador extraordinario, con una técnica y un físico admirables. Era uno más de nosotros, entonces eso lo hacía un grande de verdad.

- ¿Le quedó alguna cuenta pendiente como jugador?

No creo que me haya quedado ninguna cuenta pendiente. Fue raro que siendo el goleador del fútbol argentino no haber jugado en la selección. Pero soy consciente que adelante tenía jugadores como Batistuta, Crespo, Balbo, el Piojo López, un montón de jugadores de gran nivel internacional. Entonces no lo tomo como una cuenta pen-diente. Soy consciente de que había mejores jugadores que yo para jugar en la selección.

- Si le digo Alcira Gigena, ¿Qué es lo primero que te viene a la mente?

- Alcira Gigena es mi casa, mi juventud. Donde nací y me crié. Donde empecé a jugar al fútbol. Donde empezó y creció mi ilusión de ser jugador profesional.