Regionales | Rural | Vecinos | Canals

En Canals, productores y vecinos juntaron $ 1,6 millones para montar una sala de emergencia

Fue una iniciativa de la Sociedad Rural y el sábado, en 4 horas, se recaudó el dinero para donar a la clínica privada. Su fin es adquirir los equipos que se necesitan para atender la salud de los vecinos

Por iniciativa de la Sociedad Rural de Canals, productores y vecinos se sumaron a una campaña para juntar fondos y ayudar a una institución sanitaria de la localidad a equipar una sala y estar preparados ante la emergencia sanitaria que hoy vive el país por el coronavirus.

En apenas 4 horas del sábado, se lograron juntar $ 1,6 millones, monto que será donado a la clínica privada del pueblo que lo invertirá en equipamiento y acondicionamiento de una sala para emergencias.

Ante la falta de lugares aptos para atención de salud en el ámbito público y la inquietud planteada por una clínica local, vecinos se sumaron y aportaron fondos que permitirán comprar todos los elementos para armar una sala donde puedan ser asistidos pacientes febriles o cuadros que puedan estar relacionados con esta pandemia.

Jesús Longo, presidente de la Sociedad Rural, dijo a Puntal: “Esto arranca ayer (sábado) a las 8 de la mañana. Nosotros somos una comisión que tiró la idea en un grupo de WhatsApp que tenemos de poder ayudar a la clínica que estaba precisando armar una sala para controlar el coronavirus”.

Fue así que comenzaron los cruces de mensajes, llamados, entre productores, que inmediatamente donaron dinero. Asimismo, la Sociedad Rural aportó los primeros 100 mil pesos y otros 50 mil pesos los donó su presidente. Otros ruralistas entregaron cheques con distintos montos y hasta la Cooperativa Eléctrica adhirió sumando otros 150 mil pesos.

Ayer, Longo recibía aún mensajes de vecinos interesados en colaborar. “Una persona me llamó y me pidió venir a mi casa. Me dejó 500 dólares”, contó el presidente de la entidad ruralista. “Nos superó ampliamente”, sostuvo el productor, quien agradeció la colaboración de todos.

El dinero y cheques con los aportes irán a la cuenta de la clínica y ésta se encargará de comprar lo que requiera. “Nos juntaremos el lunes (hoy) con el tesorero de la Rural, que es el que lleva los números para asentar cada aporte y quién lo hizo”, aclaró Longo.

Con los 1,6 millones recaudados se podrán comprar desfibriladores, monitores multiparamétricos, bombas de infusión, camas eléctricas de terapia y 200 kits de aislamiento.

Consultado por qué se eligió la clínica para ayudar, y no el Hospital, sostuvo que fue decisión de los socios, y porque fue ese centro sanitario el que expuso su preocupación por la emergencia sanitaria. Al tiempo que estimó que todas las instalaciones estarán disponibles para quien lo necesite. “Esperemos que no haga falta usarlo”.

Un respirador, también donado

Por otra parte, también hubo una importante donación de la Sociedad Unión Ganaderos de Canals y de la Asociación Mutual de esta entidad, que adquirió un respirador mecánico también para la Clínica.