Policiales | Salta | Violencia | niños

Salta: diez años de cárcel para un pastor evangélico por abuso sexual contra una niña

Según informó el Ministerio Público Fiscal de Salta, el padre de la víctima de 12 años denunció que el hombre la había pasado a buscar para llevarla al templo, pero en el camino detuvo el auto y abusó sexualmente de ella.

Un pastor evangélico fue condenado a diez años de prisión de cumplimiento efectivo por el abuso sexual de una niña en la provincia de Salta.

Según informó el Ministerio Público Fiscal de Salta, el padre de la víctima de 12 años denunció que el hombre la había pasado a buscar para llevarla al templo, pero en el camino detuvo el auto y abusó sexualmente de ella.

Así fue como, tras la investigación, la Sala 2 del Tribunal de Juicio de Tartagal condenó a Ángel Galarza a la pena de diez años de prisión de cumplimiento efectivo por ser considerado el autor del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por su condición de encargado de culto.

La fiscal Penal de Violencia Familiar y de Género de Tartagal, Lorena Martínez, representó al Ministerio Público Fiscal durante el juicio y, en su alegato, había solicitado la misma pena que finalmente fue impuesta.

El Tribunal de Juicio dispuso que el acusado se mantenga en prisión domiciliaria hasta tanto quede firme la sentencia y se remita el expediente al Juzgado de Ejecución, que determinará la modalidad de cumplimiento de la pena.

Angel Galarza fue hallado culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una niña.

El padre la niña fue quien radicó la denuncia en contra de Galarza, pastor de la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios, y aseguró que el 13 de febrero de 2022 el hombre había pasado a buscar a su hija para llevarla al templo y en el camino, detuvo el auto y abusó de la menor de edad.

El padre contó que, debido a la distancia que tenía su domicilio con la escuela, muchas veces la niña faltaba a clases, y por la gran cantidad de ausentes, ya no quisieron recibirla en el establecimiento educativo, por lo que se dedicó al estudio del evangelio con el pastor Galarza, en quien confiaba.

Amigo del padre y de confianza para la familia

El hombre contó también que el ministro del culto era su amigo de la infancia y por ello permitía que retirara todos los días a su hija para llevarla al templo.

La denuncia la efectuó tiempo después, cuando su hija pudo contarle lo sucedido.

Al tomar intervención en la causa, la fiscal Martínez ordenó distintas medidas de protección y contención a la víctima.

El informe médico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales corroboró abuso sexual de larga data.

En el testimonio de la menor de edad en Circuito Cerrado de Televisión (CCTV), que debió realizarse con intérprete wichi, la niña confirmó los hechos y manifestó que "confiaba en el hombre porque era pastor y amigo de la familia", y el examen psicológico y ambiental dio cuenta de la vulnerabilidad de la víctima.