Deportes | Selección argentina | fútbol femenino | Centro 11

La selección argentina de amputadas entrenó en Río Cuarto de cara al Mundial de Colombia

El seleccionado albiceleste continúa con su puesta a punto, hoy utilizaron las instalaciones del Centro 11 para su entrenamiento

La selección argentina de fútbol femenino de amputadas eligió a la ciudad de Río Cuarto para llevar a cabo su tercera concentración de cara al Mundial de Barranquilla, Colombia, que jugarán del 2 al 11 de noviembre.

El seleccionado utilizó ayer las instalaciones del Centro 11 para llevar a cabo su entrenamiento. El mismo era libre y gratuito y muchas personas de la ciudad se llegaron para presenciar la práctica y apoyar a las chicas que en unos meses estarán representando al país en la cita ecuménica.

Cabe mencionar que “Las Cyborg” son la primera selección de fútbol femenino de amputadas pero también el primer equipo del país en esta disciplina.

Fernando Mazzeo, director técnico del selectivo, estuvo en diálogo con Diario Puntal y en primer lugar comentó como se dio la posibilidad de armar la selección. "A raíz de que al presidente de la Federación el año pasado le avisaron de que se iba a realizar un mundial este año en Colombia, entonces él confío en mí y me pregunto si me animaba a armar la selección porque yo tenía experiencia en el fútbol femenino. Si bien yo en el masculino de amputados soy el entrenador de arqueros me dio esta hermosa tarea de ser el entrenador de las chicas. Mediante los jugadores empezamos a buscar a las chicas que por ahí conocían por los centros de kinesiología, también buscamos por la redes sociales que fue algo súper loco, y la verdad que hoy tenemos un plantel hermoso con jugadoras de todo el país".

Y añadió: "Nos costó encontrar el nivel que nosotros queríamos tener pero desde diciembre comenzamos a trabajar vía zoom con entrevistas personales que realizaba nuestra entrenador mental, Melisa Juan, fuimos averiguando un poco de ellas y ya formando el grupo. En febrero tuvimos la primera convocatoria y la parecía que las chicas se conocían de toda la vida, eso fue muy bueno".

También hizo referencia a los trabajos que vienen realizando. “Los primeros entrenamientos principalmente se utilizaron para adaptar a las jugadoras al uso del bastón porque la mayoría de ellas no tenían experiencia, a diferencia de los varones, las chicas usa prótesis. Hubo que enseñarles a usar los bastones, a desplazarse con los mismos. Durante el tiempo que no estamos concentrados ellas tienen un plan de trabajo que les damos y la verdad que han progresado un montón".

Con respecto a las expectativas que tienen para la cita ecuménica que se llevará a cabo en Barranquilla. "La verdad que venimos muy bien, hemos crecido muchísimo, futbolísticamente ya comenzamos a trabajar en el orden táctico. Las chicas se adaptaron rápido y trabajan mucho para seguir mejorando, son unas guerreras. Somos doce países los que vamos a estar compitiendo y nuestro objetivos es quedar dentro de los cinco mejores. Estamos muy bien y trabajando muchísimo, lo podemos lograr, les tengo mucha fe a las chicas".

En relación a como los han recibido en Río Cuarto, Mazzeo expresó: "Excelente, estamos muy felices y agradecidos con la ciudad. Yo tengo la suerte de tener mucha familia acá así que me siento un riocuartense más, para mí venir acá es hermoso y ver esta cantidad de gente, las familias, los chicos para nosotros es un honor. Hasta ahora es el mejor lugar, las chicas no lo pueden creer, lo que vivimos es algo increíble para todos". Cabe mencionar que en la ciudad sumaron a una arquera que necesitaban para tener el plantel completo. Son tres las riocuartenses dentro del equipo, Vanesa Verón, Zulema Servín y Laura Arguello. "Por reglamento teníamos que tener dos arqueras y pudimos encontrarla acá, hace cuatro días que ya se sumó al grupo. Tiene unas ganas y un entusiasmo, y eso está buenísimo".

Por último, Mazzeo comentó sobre las próximas concentraciones. "Seguramente el mes que viene vamos al Centro Nacional de Desarrollo Deportivo (CeNaDe) que en Buenos Aires. Estamos terminado de cerrar en Mar del Plata para junio, en el julio nuevamente en el CeNaDe, y en agosto por el entusiasmo y las ganas podemos llegar a volver a Río Cuarto".

mazzeo.jpeg
El entrenador junto a las arqueras en el Centro 11

El entrenador junto a las arqueras en el Centro 11

Zulema Servín Correa, jugadora y una de las representantes riocuartense en la selección argentina también dialogó con Diario Puntal.

“Somos la primera selección argentina de fútbol femenino de amputados y también el primer equipo de todo el país. Estamos haciendo mucho movimiento para que la disciplina se difunda. La idea es que se pueda seguir con el deporte, más allá de que ahora nosotras tenemos la posibilidad de ir al mundial, queremos que el fútbol femenino de amputadas crezca para este equipo y para que chicas que pasan por situaciones similares se animen, se sumen y disfruten del deporte porque es algo muy lindo y te hace olvidar de muchas cosas".

Sobre como las han recibido en la ciudad, Servin, una de las representantes de Río Cuarto, comentó: "Muy bien, la verdad que estamos sorprendidas porque la ciudad ha hecho un revuelo porque estamos nosotras acá y eso es emocionante. Nos sentimos halagadas por muchas personas".

Y añadió: "Es muy importante que la ciudad donde tres de nosotras vivimos nos apoye en este deporte que recién está empezando".

"Logramos en esta concentración armar el equipo completo porque nos estaba faltando una arquera y se sumó acá en Río Cuarto. Venimos muy bien, entrenando a full, estamos todos muy motivadas y emocionadas por ir al Mundial", afirmó con respecto a la competencia de noviembre.

"Aún no está el fixture del mundial pero si sabemos que son 12 países que van a estar participando, entre ellos está Estados Unidos, Brasil, Polonia, entre otros. Nosotros en primer lugar queremos estar entre las mejores cinco selecciones y si es posible entre las tres, la verdad es que nos conocemos mucho de los otros equipos pero nuestras expectativas son muy altas porque en los tres entrenamientos que realizamos con el equipo completo nos sentimos bien. Tuvimos que empezar a jugar al fútbol desde cero, muchas también aprender a correr con bastones y el progreso desde la primera práctica a la última ya estamos jugando partidos entre nosotras, logramos un avance tremendo en muy poco tiempo", finalizó.

image.png