Río Cuarto |

Sindicato Municipal: denuncian que Carranza dejó $ 12 millones de deudas

Lo hizo público la nueva conducción del gremio después de un primer relevamiento contable. La secretaria general, Jorgelina Fernández, dijo que el estado es preocupante. En paralelo, buscan una recomposición salarial

La nueva conducción del Sindicato de Trabajadores Municipales detectó un pasivo de 12 millones de pesos en la institución en un primer relevamiento del estado contable, a dos semanas de asumir sus cargos. Así lo detalló ayer la secretaria general del gremio, Jorgelina Fernández, quien indicó que el abultado rojo en las cuentas obedece a una millonaria deuda con Afip, al atraso con los aportes patronales y con el Emos y a una serie de juicios por los polémicos créditos por planilla.

Las autoridades del sindicato dieron a conocer el estado contable de la institución en un encuentro informativo ante unos 200 afiliados, en la sede de Bolívar 344. El relevamiento contable provisorio arrojó un pasivo de 12.643.021 pesos, conformado de la siguiente manera:

-Emos: $ 1.200.688.

-Municipal: $ 360.498.

-Rentas: $ 249.650.

-Afip: $ 7.000.000.

-Epec: $ 164.4459.

-Luz Hotel El Chacay: $ 74.000.

-Utedyc y Ospedic: $ 2.200.931.

-Crediticia Fin Río: $ 1.082.793.

-Pinturería: $ 310.000.

Por su parte, Jorgelina Fernández señaló que el estado general del sindicato tras la salida de Walter Carranza es preocupante, pero se mostró confiada en que se logrará revertir la situación y pidió el acompañamiento de los trabajadores.

En este punto, aseguró que viene creciendo la participación y la afiliación al gremio desde que asumieron, pero que hay mucho por hacer.

En otro orden de cosas, se informó que también el patrimonio de la institución se encuentra comprometido.

“El estado general edilicio tiene una situación compleja por la falta de accesibilidad, filtraciones de humedad, cañerías rotas y en mal estado, falta mantenimiento general, problemas eléctricos, roturas en techos tanto en la sede sindical y en el hotel de Villa El Chacay y el panteón municipal”, señalaron en un comunicado.

La nueva discusión salarial

Por otro lado, en relación a lo salarial, la nueva conducción planteó la necesidad de una recomposición del sueldo básico y de un aumento que acompañe a la inflación, además de subir las asignaciones familiares y otros estímulos que perciben los agentes municipales en sus haberes.

Consultado al respecto, el secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, Cristian Montoya, sintetizó así el objetivo de recomposición de ingresos para la segunda mitad del año: el blanqueo del 30 por ciento de aumento que viene del primer semestre y un 20 por ciento adicional para elevar el salario básico. Y, sobre eso, apuntan a un acuerdo con el Ejecutivo para acortar la brecha con la canasta básica todo lo que se pueda.

En la actualidad, con una remuneración de apenas 46 mil pesos, el salario básico del personal contratado está abajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, pautado en 47.850 pesos. En tanto, el sueldo del personal de maestranza es de $ 54.700 y el de los agentes administrativos, de $ 54 mil.

Finalmente, desde la entidad gremial indicaron que asumen el “compromiso de solicitar al Ejecutivo municipal trabajar en conjunto para la modificación del estatuto del empleado municipal, escala salarial, modificación del organigrama vigente y llamado a concurso”.