Policiales | Sosa | ataque | ataques

"Me pegó un botellazo y con el pico de la botella me siguió apuñalando la cara"

Un vecino de General Cabrera fue víctima de un feroz ataque el pasado fin de semana. "No era un simple corte en el ojo como dijo el comisario", relató el damnificado

Un vecino de General Cabrera fue víctima de un violento ataque por parte de dos sujetos a los que cruzó en la vía pública en un sector de barrio Las Rosas.

Fernando Sosa, junto a su pareja Débora, relataron que el hecho tuvo lugar en la madrugada del pasado domingo en calle Junín al 1600 en momentos en que se retiraban de la casa del primo de la mujer y por la calle pasaba un auto a baja velocidad.

image.png

Según el testimonio de Sosa, al reconocerlos “les toqué el techo del auto a modo de saludo pero el golpe con el anillo hizo que frenaran por creer que les golpeé el auto”.

Allí descendió el conductor para increparlo y, siempre según el testimonio de Sosa, no aceptaba el pedido de disculpas por lo sucedido. De la puerta del acompañante descendió el dueño del vehículo y sin mediar mayores palabras lo atacó con una botella de bebida alcóholica.

“Le pedí disculpas. Se baja el dueño del auto, me reventó un botellazo y con el pico de la botella me seguía apuñalando la cara”, narró el damnificado.

“El ataque fue de atrás, no le dieron tiempo a nada. Sino estaba mi primo, lo matan y lo dejan tirado”, agrega Débora.

image.png

El herido fue trasladado al Hospital en donde recibió las curaciones correspondientes. “Me hicieron 24 puntos en total. La herida que tengo en el cuello es la más profunda, tiene tres centímetros de profundidad. La otra, fue muy cerca del ojo”, dijo Sosa.

Y agregó: “No fue un simple corte en el ojo como dijo el comisario”.

El denunciante comentó que al agresor solo le imputaron lesiones graves pero sostienen que deben tomarse medidas mayores por considerar que el sujeto tiene antecedentes por ataques similares de ese tipo y por robo.

Además, la mujer agregó que el atacante reside a solo 150 metros de su casa y que al día siguiente sufrió un hecho intimidatorio en su vivienda cuando el vehículo volvió a detener la marcha en horas de la noche.