Río Cuarto | subsidios | Tarifas | Gas

"Es muy difícil la implementación del nuevo esquema tarifario"

El exsecretario de Energía manifestó que el nuevo esquema tarifario no va a significar un ahorro al menos durante este año. Es más, señaló que los subsidios irán de 11 mil a 15 mil millones de dólares

Daniel Montamat, exsecretario de Energía de la Nación, indicó que el nuevo esquema del gobierno nacional para las tarifas energéticas es de compleja implementación y que, en lugar de reducirse, el monto global de los subsidios este año se incrementará. El cálculo de Montamat es que pasará de 11 mil a 15 mil millones de dólares.

- ¿Cómo vio los anuncios energéticos hasta ahora y los nuevos nombramientos en la Secretaría de Energía?

- Hay figuras nuevas pero a esta altura de mi experiencia me guio más por el guión de la película que por los actores. Si la película energética sigue siendo mala, por más nuevos actores que haya la cosa no va a funcionar. Y la verdad es que esta administración ha reincidido en políticas energéticas fallidas que nos han traído a esta situación de tener que importar cualquier cantidad de energía y tener un sistema de subsidios que, ahora, corridos por la necesidad tienen que tiene que bajar. Y tienen que bajar con este esquema:primero, hay 4 millones de usuarios que van a empezar a recibir tarifa plena porque no se han inscripto en este registro para mantener los subsidios. Y a los que están inscriptos les han puesto un tope a los volúmenes de electricidad y gas. Para el excedente de esos topes también va a regir la tarifa plena. Son 400 kilovatios hora al mes.

- Al mes...porque era una duda.

- Es lo que ha trascendido y sigue siendo una duda porque es bastante generoso. El consumo típico de una familia, cuatro personas, sin abusar de los aires acondicionados ni los caloventores, es de 300 kilovatios hora. Así que con 400 se van a poder acomodar. Y si se acomodan entonces, la actualización tarifaria va a llegar sólo a esos 4 millones de usuarios y no es suficiente para reducir el monto de los subsidios. Y menos este año. Ya existía la segmentación por consumo, y ahora se suma esta, con lo cual vamos a una grilla como de 30 subcategorías de consumo residencial. Es muy difícil la implementación, así que este año no va a tener efecto en cuanto a ahorro. Nosotros estamos viendo que los subsidios energéticos, que el año pasado fueron de 11 mil millones de dólares, van a seguir subiendo y van a llegar a 15 mil millones de dólares. Vamos a ver el año que viene cómo sigue esto. Tienen que complementar una serie de informaciones;por ejemplo, fijar los topes para los volúmenes de gas, que no están. Pero si el valor es de estos 400 kilowats hora, estamos siendo generosos y recordemos que si aumentan los subsidios a la gente le han metido la idea falsa de que los subsidios son un paga dios. Los subsidios los estamos pagando todos nosotros porque se están financiando con el peor de los impuestos que es la emisión inflacionaria.

Cuando el país sea normal, las tarifas de gas y luz van a tener que pagar los costos económicos. Cuando el país sea normal, las tarifas de gas y luz van a tener que pagar los costos económicos.

- ¿Cuál sería el esquema recomendable?¿Bajar el tope, ir a un sistema distinto, que todos paguen tarifa plena, excepto quienes reciban una tarifa social?

- En 2003 había una sola categoría residencial. Y estamos hablando de electrones y de moléculas, son bienes fungibles. Los electrones que consumís son los mismos que yo consumo, que consume la industria. Viene en 2003 la segmentación tarifaria por categoría de consumo, porque se presumía que quien más consume tiene más ingreso.Entonces se empezó a detectar que había departamentos en una buena zona en donde vivían sólo dos personas y consumía muy poco y había casas chicas en barrios marginales donde vivían muchos y se consumía mucho. Entonces, se vino abajo esa subcategorización. Después llamaron a renunciar a los subsidios, pero mientras tanto las tarifas se seguían desactualizando porque estaban en un contexto de congelamiento con inflación crónica. La tarifa social para focalizar a aquellos que realmente necesitan ayuda se desarrolló en la administración anterior. Durante las administraciones kirchneristas los subsidios fueron generalizados y beneficiaron más a los ricos que a los pobres. Cuando Macri está obligado a aumentar el tarifario por el desbarajuste que había recibido, con costos políticos, se crea la tarifa social, tanto en gas como en electricidad. ¿Y sabés a qué vamos a volver? Cuando este país sea normal, las tarifas de gas y de electricidad van a tener que pagar los costos económicos y aquellos usuarios que, focalizados con indicadores socioeconómicos, no puedan afrontarlos, van a tener que tener una tarifa social.

- Eso implicaría una alta suba de costos para las familias, si pagaran la tarifa plena.

- Sí, pero ahí está lo otro que tenemos que aclararle a la gente. La energía tiene un costo:el gas tiene un costo, la electricidad tiene un costo. Es un verso esto de que los subsidios los paga Dios. Te diría que sí, que los aumentos de las tarifas impactan en el salario. Pero supongamos que no los hagamos y aumenten los subsidios; eso también le impacta en el salario a la gente porque los subsidios se financian con emisión inflacionaria y cronifican la inflación. Y eso es lo que está deteriorando el salario de la gente. Son dos males:el menor es tener precios y tarifas de la energía que recuperen costos económicos y una tarifa social.

Marcos Jure. Redacción Puntal