El talud de tierra que había sido levantado a unos pocos metros del arco limítrofe de ingreso a San Luis a la altura de La Punilla, en el marco del plan de lucha de productores y trabajadores que pedían libre circulación, fue retirado en la mañana de ayer.

En consecuencia, los vehículos que provienen de la vecina provincia ya no tienen obstáculos para circular libremente. La medida obedece a que el gobierno puntano se comprometió a dar flexibilizaciones para cruzar de una a otra provincia con la debida documentación.