Deportes | trabajo | ejercicios | puntal

"Somos un grupo con mucho hambre que la viene remando desde el Federal B"

Ricardo Palladino no sólo es el preparador físico de Estudiantes, sino que es pieza fundamental en la estructura celeste que comanda Marcelo Vázquez. Desde La Plata, su ciudad, contó sobre los trabajos en plena pandemia

Desde la ciudad de La Plata, Ricardo Palladino nos cuenta del presente físico y espiritual de Estudiantes, de cómo se vive este tiempo tan especial y de las ganas de que todo pueda comenzar. Para eso, están los trabajos que se vienen realizando hace 70 días en el marco de la pandemia por el coronavirus que ha obligado a reformular el calendario del fútbol argentino.

Hay certezas y tienen que ver con que los ascensos se definirán en la cancha; para eso, hay que mantener al plantel motivado y con el objetivo claro de lograr el ascenso.

Pieza clave del proceso, el profe Palladino comienza la charla con Puntal sobre el paso a paso en este tiempo sin competencia y las nuevas formas de trabajo:

“Lo que se había decidido con el cuerpo técnico era esperar hasta que haya una resolución de AFA, recordemos que hasta los primeros días de abril no había muchas definiciones ni fechas. Una vez que tuvimos una fecha tentativa de que el torneo podría empezar en septiembre, les dijimos a los chicos que no son de la ciudad que ya se podían ir y tomarnos el mes de mayo con más tranquilidad desde lo físico, porque el jugador no está acostumbrado de la forma que lo está haciendo, con pisos duros, encerrado, no todos tienen los mismos espacios. La idea fue trabajar diferente, no tener tanto rebote en esos suelos, trabajamos lunes y martes, jueves y viernes la parte física a la mañana. Son dos días de trabajo de fuerza y dos de aeróbico. Después tenemos un trabajo complementario con

Franco Barreda, que es el entrenamiento mental, de lunes a viernes y a la tarde dos veces por semana en diferentes grupos. Le sumamos un trabajo de reeducación del movimiento, de postura con Marcos Luna, así estaremos hasta el 10 de junio. Sabemos que el martes por la tarde hay una reunión en AFA con los presidentes de clubes para diagramar protocolos de inicio de entrenamientos y con mucha suerte se podrían estar iniciándolos en julio”.

-Cuando esto comenzaba decías que había que realizar una pequeña pretemporada para volver a competir, ¿cómo manejan ese tema?

-Yo te diría que va a ser una pretemporada larga, nos está pasando algo que hacía tiempo no nos pasaba, llevamos 72 días sin actividad futbolística y eso se siente. Más allá del entrenamiento que hay, es algo que lo considero para ir perdiendo la forma deportiva de la manera más lenta, es como cuando hacemos los trabajos de verano, algo se pierde de forma y es normal que pase, es tratar de perder lo menor posible. Se pierde masa muscular, aumento de la masa grasa, propia de estos tiempos. Son momentos de angustia, de no pasarla tan bien, hay ansiedad, más allá de que estamos haciendo hincapié en el trabajo mental. Aparecen los permitidos, la alimentación no es la misma porque no estás en competencia, más allá del cuidado lógico, no tenés la motivación de jugar el domingo. Se pierden resistencia, velocidad, reacción, creo que hoy vamos a tener que tener una pretemporada mínima entre cincuenta y sesenta días, si no, va a ser un despliegue de lesiones de todo tipo. Lo hemos visto en la Bundesliga alemana, en la primera fecha fueron casi quince lesiones y durante los entrenamientos hasta llegar a la competencia, otro número similar. Lo dijo un estudio que vi en diario Marca de España, con casi el cincuenta por ciento de lesiones musculares, mientras que un veinte son articulares, vamos a tener que tener mucho cuidado para resguardar la salud del jugador.

-A nivel mental, ¿cómo puede repercutir todo esto en el futbolista?

-Yo creo que estamos muy bien en ese aspecto. Las técnicas de trabajo de Franco (Barreda) han dado sus frutos, creo que también nosotros nos beneficiamos en que somos un grupo con mucho hambre que la venimos remando desde el Federal B con mucho esfuerzo, con mucho trabajo y humildad y que nos hemos encontrado en una situación bastante buena y después de tantos años han interpretado que la manera de llegar a donde están ha sido fruto del trabajo y no de otra cosa. El entrenamiento los ha potenciado a todos de llegar ahí. Saben que con el esfuerzo y el trabajo se puede llegar a donde han llegado, saben que tienen un reto, tienen ideales, objetivos, todos quieren llegar a Primera División, todos se sienten titulares y que lo pueden hacer afuera por más que la realidad después te diga que no. Eso más la suma del trabajo de Franco y los objetivos claros que ha planteado Marcelo como conductor del cuerpo técnico hacen que el grupo tenga todavía ese fuego sagrado, que sea un grupo vivaz y que, a pesar de las ansiedades, angustias, tristezas, viviendo esta situación anti social, porque no tenemos contacto con nadie. Hoy estamos trabajando con objetivos y haciendo retrospección con uno mismo. En algún momento esto va a arrancar y eso ha sido el motor del grupo. Ese hambre de ir siempre por más y ver que no tienen techo y siempre ir por todo, hasta donde se pueda y se llegue. Por eso pensamos que todavía no llegamos a donde queremos llegar, eso ha sido lo mas fructífero que tiene el grupo.

-Hemos hablado mucho de la virtualidad y el trabajo a distancia, ¿como profe cómo has visto este cambio de paradigma?

-Por suerte hemos crecido mucho en términos de tecnología, ha sido un cambio muy importante porque esto no me lo enseñaron ni en el Profesorado de Educacion Física, fue empezar a investigar y ensayo-error en las primeras veces hasta que le vamos encontrando la vuelta, esto no era usual. En algún momento hacíamos una videollamada o algo parecido, esto fue algo nuevo porque tenés que trabajar de otra manera, por ejemplo, las entradas en calor se hacen aparte, después se conectan diez y media para hacer la parte principal, tenemos que mandar el plan el día anterior, con algún video explicativo para que vean cómo son los ejercicios porque te queda poco tiempo. Es cordinar a veinticinco personas con un silbato y que todos escuchen por el teléfono. Ha sido todo muy adrenalínico, a mí me tenía muy excitado sobre cómo podía salir, uno es el responsable del grupo. Llevamos 70 días trabajando de esta manera y lo tenemos muy aceitado, no sólo yo, sino también Juan Nahas cuando le toca. En términos de asistencia estamos superando el noventa por ciento, nos pone muy contentos como grupo, son unas fieras y en una situación tan difícil a pesar del desgaste que produce. Hablo con colegas de otros equipos y me dicen que la asistencia a los trabajos es baja, convengamos que es difícil la situación, por eso el coaching o el psicólogo son tan útiles. Dentro de todo la estamos llevando muy bien y entrenar con esta metodología nos ha servido y mucho.

Javier Albarracín. Redacción Puntal