Regionales | tratamiento | Barcelona | familia

Conmoción en la región: Fede falleció en Barcelona

El pequeño de 6 años, de Villa Valeria, había viajado a aquel país tras un tratamiento para salvar su vida, y tras una gran cruzada solidaria. En los últimos días su estado se agravó y la familia estaba organizando su regreso a Córdoba para este domingo

Federico Ledezma, el pequeño de 6 años de Villa Valeria, falleció ayer tras complicarse su estado de salud. Se encontraba en Barcelona junto a sus papás y hermanos a la espera de iniciar el tratamiento para combatir el neuroblastoma que lo afectaba.

Pero no resistió. Ayer por la tarde, por redes sociales comenzaron a circular mensajes pidiendo oraciones por el pequeño guerrero. Y casi al atardecer se supo del doloroso desenlace que sumió en tristeza a toda la región.

Fede movilizó al país a través de una campaña sin precedentes en la zona, que encabezó el influencer Santi Maratea, que logró reunir una suma millonaria en pocos días. Para acceder a dicho tratamiento en el Hospital "Sant Joan de Déu", la familia debía reunir 34 millones de pesos (300 mil dólares).

El pequeño había sido sometido a múltiples quimioterapias y hasta operaciones en Córdoba. Y era el tratamiento en Barcelona la última esperanza. Tras ella partió junto a su familia el pasado 21 de julio, cuando viajó en el avión que la Ong Solidaire puso a disposición y cuyo piloto fue Enrique Piñeyro.

Tras instalarse en aquel país, comenzaron los estudios y parte del tratamiento para recuperar las defensas. La familia compartía el día a día de Fede, que logró conocer el mar, edificios históricos y hasta canchas de fútbol acompañado por sus hermanos.

Todos esperanzados, porque el pequeño guerrero nunca bajó los brazos.

Pero desde hace unos días su salud comenzó a desmejorar.

Esteban Ledezma, tío del pequeño, en medio del dolor de la noticia contó a Puntal: “Fede comenzó con oxígeno hace unos 8 o 9 días. Los papás tuvieron una junta médica el jueves pasado y (los profesionales) les dijeron que sus pulmoncitos estaban muy afectados ya. Y cada vez requerían más oxígeno”.

Ante la imposibilidad de continuar, la familia estaba apurando los trámites para regresar a la Argentina.

“Fede ya nos hace caras desde el cielo”, dijo su tío Esteban Ledezma, ayer, ante la triste noticia.

“Habían tomado contacto con la señora de Piñeyro (piloto del avión) para regresar a Córdoba el domingo. Estábamos haciendo los trámites de regreso”, explicó Esteban.

Este jueves, Fede comenzó a desmejorar y se complicó su estado de salud.

“La Embajada está también en los trámites y mañana (por hoy) se van a poner con la documentación y a agilizar todo para que regresen el domingo”, confirmó a Puntal el tío de Fede.

En pocas horas fueron cientos de miles los mensajes de condolencias y fortaleza para los papás de Fede, Vanesa Salbador e Ignacio Ledezma. Así también para los dos hermanitos que lo acompañaban en Barcelona.

“Descansa angelito, descansa Fede. Estarás siempre en nuestros corazones, para toda la vida”.

El pequeño se convirtió en un símbolo de lucha contra la dura enfermedad que le fue diagnosticada en septiembre del año pasado. Desde ese día luchó cada instante.

Hasta el momento de viajar a Barcelona, se resistía a ser llevado en brazos o en silla de ruedas y su imagen bajando del avión caminando emocionó todos. Ayer, Fede emprendió el vuelo a la eternidad.

Patricia Rossia. Redacción Puntal