Río Cuarto | Ucrania | Kiev | Gabriel Santomero

Santomero y su odisea para escapar de Ucrania: "Arranco de cero pero estoy aliviado"

El joven riocuartense ya llegó a Río Cuarto tras huir de los bombardeos rusos en Kiev, la ciudad capital, donde estaba trabajando como diseñador en marketing. "Me iba muy bien hasta que empezaron a atacar", contó. Y acotó: "Ahora estoy más tranquilo con mi familia"

Le iba muy bien en su nuevo trabajo en Ucrania, pero la guerra lo obligó a huir. “Sabía que iban a tomar la capital (Kiev) y me agarró la ansiedad y la desesperación por escapar. Pero evité entrar en pánico. Hoy estoy aquí, aliviado, reencontrándome con mi familia”, contó ayer a Puntal el joven riocuartense Gabriel Santomero, diseñador en marketing, quien volvió a la ciudad luego de vivir una verdadera odisea para huir de los bombardeos.

Junto al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el embajador argentino Daniel Scioli recibió a cinco refugiados argentinos que llegaron desde Ucrania, vía Polonia, entre ellos Santomero.

En ese operativo participaron las cancillerías de Argentina y Brasil juntamente con la misión de Cascos Blancos.

En su huida, el joven del Imperio del Sur se refugió en un subte de Kiev, que tiene una profundidad de 120 metros, ante el ataque de las tropas rusas.

Luego, en un automóvil proporcionado por la embajada argentina en Ucrania, Santomero y un amigo se escaparon hacia la frontera con Polonia.

“Tras salir de Ucrania, fuimos a Polonia y de allí a Brasil. En Brasilia nos recibió el embajador argentino Daniel Scioli junto con el presidente (Jair) Bolsonaro. Nos hicieron el PCR y nos alojaron en un hotel y de ahí nos trasladamos a Buenos Aires”, dijo Santomero.

Y añadió: “Apenas llegué me tomé un micro para Río Cuarto. Tuve la suerte de que en ese momento los colectivos no estaban muy ocupados. Ahora estoy más tranquilo, aliviado. Me pude reencontrar con mi familia. Me hizo bien. Estoy contento”.

El joven riocuartense que fue a abrirse camino en Ucrania expresó que en ese país de la Europa Oriental le iba bien: “Soy diseñador en marketing. Estaba aprendiendo mucho. Estudiaba inglés y ruso y me había hecho de un grupo de amigos en el trabajo. Tenía un buen sueldo y posibilidad de ascenso. Llevaba una vida normal”.

Santomero en Kiev 1000
Santomero y la odisea para salir de Ucrania.

Santomero y la odisea para salir de Ucrania.

-Hasta que llegó la guerra.

-Con las primeras noticias sabíamos que iban a tomar la capital. Nos asustamos. Así que decidimos escapar lo antes posible. Estábamos ansiosos y entramos en desesperación porque estaban atacando y teníamos el tiempo contado. Nuestro único miedo era perder el tren o que pasara algo allí. Pero evitamos entrar en pánico.

-¿Sentiste en algún momento que estaba en riesgo tu vida?

-Seguramente pero uno en ese momento no lo percibía. Nos refugiamos al principio en la embajada. Y después pudimos salir para Polonia. Allá la mayoría quiere tener una vida normal.

-¿Te seguís comunicando con los amigos que hiciste en Ucrania?

-Sí. Me sigo comunicando. Pero en Kiev ya no queda nadie.

-¿Qué pensás de esta guerra?

-Pido por el fin de la guerra y por los que no pudieron salir.

Ya en la ciudad, Santomero le dijo a Puntal que tiene que empezar de cero en una Argentina cruzada hoy por el acuerdo con el FMI, el aumento de los combustibles y la escalada de precios en los alimentos.