Internacionales | Ucrania | Rusia | militar

Ucrania: fracasó un intento de evacuar civiles y Rusia profundizó la ofensiva

En medio de un cruce de acusaciones de ambos bandos, se postergó por razones de seguridad la salida de habitantes del estratégico puerto de Mariupol -sitiado por fuerzas rusas-, ya que era sometido a bombardeos

El fracaso en el intento de evacuar civiles y aportar alimentos y medicinas a través de corredores seguros, la advertencia de Vladimir Putin acerca de que las sanciones contra su país son una virtual “declaración de guerra” y el anuncio de que mañana habrá una nueva ronda de conversaciones marcaron el décimo día de la invasión de tropas rusas a Ucrania.

El auspicioso anuncio del jueves último, en el segundo encuentro entre las partes, de que se habilitarían corredores seguros para la salida de civiles, chocó ayer con la realidad de fuego y acusaciones cruzadas cuando se intentó la salida de los habitantes de Mariupol, un puerto estratégico ucraniano sitiado por fuerzas rusas.

La salida de los civiles "fue postergada por razones de seguridad", ya que las fuerzas rusas "continúan bombardeando Mariupol y sus alrededores", declaró la alcaldía en la aplicación de mensajería Telegram.

Las milicias de la autoproclamada república separatista de Donetsk, aliadas a Rusia y territorialmente próximas a Mariupol, en tanto, responsabilizaron de estas nuevas hostilidades a grupos de extrema derecha ucranianos.

Sin corredor humanitario

"Los nacionalistas se negaron a proporcionar un corredor humanitario a los residentes de Mariupol, y además se negaron a marcharse a territorio seguro", indicaron en un comunicado.

También Rusia culpó a los "nacionalistas ucranianos" de impedir irse a la población civil, algo que también pasó en Jarkov y Sumy, por lo que sus fuerzas retomaron la ofensiva.

La salida organizada iba a realizarse en micros municipales desde tres puntos de la ciudad y en vehículos particulares, que deberían atenerse estrictamente a una ruta preestablecida hasta llegar a Zaporiyia, donde se encuentra la central nuclear atacada.

Los ciudadanos se frustraban ante la imposibilidad de escapar “bajo los bombardeos”, según dijo el vicealcalde Sergei Orlov.

Con todo, las informaciones dan cuenta de que tropas rusas siguen cerca de Kiev, donde encuentran una feroz resistencia, y bombardean barrios de los suburbios del oeste, así como a la ciudad de Chernígov, aparentemente con muchas víctimas civiles.

En Jarkov, la segunda ciudad del país, las fuerzas ucranianas lanzaron un contraataque.

El ministro ucraniano de Defensa, Oleksiy Reznikov, afirmó que Rusia debió cambiar su táctica por la dura resistencia local, que en parte frustró su aparente plan de conquistar rápidamente las grandes ciudades y derrocar al gobierno de Volodimir Zelenski.

En diez días de ofensiva, Rusia solo consiguió apoderarse de dos ciudades importantes, Berdiansk y Jerson, sobre la costa del mar Negro.

Apoyo de Blinken a Ucrania

En el plano diplomático, el secretario de Estado norteamericano, Anthony Blinken, tuvo un gesto fuerte al visitar el puesto fronterizo de Korczowa-Krakovets, en Polonia, por donde pasan miles de refugiados, para reunirse con su par ucraniano, Dmytro Kuleba, ante quien reiteró el respaldo de Washington.

"Espero que la gente en Ucrania sea capaz de ver esto como una clara manifestación de que contamos con amigos que están a nuestro lado. Tuvimos una charla productiva sobre la eficacia de las sanciones ya impuestas a Rusia, pero también, y esto es más importante, sobre nuestros futuros pasos en el suministro de armas”, relató Kuleba.

Blinken, por su parte, renovó el respaldo: "El mundo entero está con Ucrania, al igual que yo estoy aquí en Ucrania con mi amigo, mi colega".

La cuestión de una eventual zona de exclusión aérea volvió a ser agitada por el presidente Zelenski ante legisladores de Estados Unidos, con quienes conversó por videoconferencia, pese a la negativa rotunda de la Otan.

Y el canciller ruso, Serguei Lavrov, se aprovechó de ese reclamo de Zelenski para acusarlo de buscar un conflicto Rusia-Otan.

"Si estaba tan molesto porque la Otan no lo defendió como esperaba, entonces confiaba en solucionar el conflicto involucrando a la Otan en toda esta historia, y no a través de negociaciones. Resulta que busca provocar un conflicto", dijo Lavrov.

Antes de su charla con los congresistas estadounidenses, Zelenski aseguró que ya son más de 10.000 los militares rusos muertos desde el inicio de la invasión, cifras mucho más altas que las que comunica el Kremlin. “Son derrotas que no han visto en sus peores sueños", aseguró el primer mandatario.

“Está muy cerca la derrota militar ucraniana”

El reconocido analista internacional Jorge Castro aseguró ayer que "está muy cerca la derrota militar de Ucrania" a manos de las tropas rusas, ya que el cerco militar sobre la ciudad de Kiev "se encuentra casi completo y el control del sur ya se concretó".

Mientras la guerra continúa dejando muchas víctimas fatales y más de un millón de personas desplazadas, la avanzada militar ordenada por el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, no se detiene, a pesar de las sanciones dispuestas por la Unión Europea, Estados Unidos y otras naciones.

Horas cruciales

En diálogo con la agencia Noticias Argentinas, el experto en política internacional analizó la actualidad del conflicto bélico y señaló que "ha adquirido un carácter decisivo en los últimos dos días", ya que remarcó que el cerco militar sobre Kiev "se encuentra casi completo y el control del sur ya se concretó" por parte de las Fuerzas Armadas rusas.

"Estamos muy cerca de una resolución militar de la guerra. Está muy cerca la derrota militar de Ucrania", manifestó el presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico (IPE).

Y agregó: "Putin y las Fuerzas Armadas rusas actúan con una amplísima libertad de acción, porque enfrente sólo está el Ejército de Ucrania: no va a haber intervención militar de Estados Unidos ni de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan)”.

En ese sentido, Castro remarcó que "la diplomacia mundial está funcionando a pleno" para rechazar la avanzada rusa e instar al Kremlin a través de repudios en foros internacionales y con la aplicación de medidas económicas: "Son las sanciones más grandes de la historia. Incluso, el Banco Central de Rusia perdió el control del 60 por ciento de sus reservas".

De todos modos, el especialista alertó: "Nada de esto puede frenar a Putin y su avanzada militar en Ucrania".

Al respecto, Castro explicó que "el objetivo ruso no es anexar Ucrania, sino su neutralización, su renuncia irreversible a integrarse a la Otan, y la remoción de su sistema político", para establecer autoridades alineadas con el Kremlin, tal como sucede con el caso del bielorruso Aleksandr Lukashenko.