Provinciales |

Un gato montés, dos zorros y un chimango retornaron a su hábitat tras recuperarse en el PEU

Personal de Policía Ambiental liberó cuatro ejemplares de fauna silvestre al oeste del departamento Río Cuarto, al límite con San Luis

Al oeste del departamento Río Cuarto, al límite con San Luis, personal de Policía Ambiental liberó cuatro ejemplares de fauna silvestre rescatados en distintos procedimientos.

Se trata de un gato montés, dos zorros grises y un chimango que fueron resguardados con anterioridad por los agentes del Ministerio de Coordinación y debieron realizar la cuarentena sanitaria y la rehabilitación en el Parque Ecológico Urbano (PEU) de Río Cuarto.

Tal como indica el protocolo, cada vez que se recibe o recupera un ejemplar de fauna silvestre proveniente del cautiverio o de situaciones diversas, estos deben efectuar un proceso de análisis veterinario para determinar que no tengan enfermedades o virus que puedan comprometer al resto de las poblaciones que habitan en la naturaleza.

Asimismo, en algunos casos, además de la cuarentena sanitaria los animales inician un período de rehabilitación para recuperar características propias de su especie que le garanticen la supervivencia en el medio silvestre.

Una vez que se cuenta con el alta veterinaria, los técnicos de la Policía Ambiental y la Secretaría de Ambiente evalúan el mejor sitio para que regresen a su hábitat. Para ello tienen en cuenta la zona de distribución de las especies, la capacidad de alimento que el lugar escogido presenta y otros factores que garantizan que la reinserción sea exitosa.

Los rescates

Los dos zorritos fueron encontrados cuando eran cachorros a la vera de la ruta cerca de Villa María, los asistió un veterinario y se lo entregó a un proteccionista. Policía Ambiental los retiró y trasladó al PEU, en donde hicieron un importante trabajo de rehabilitación debido a que uno de los ejemplares estaba bastante grave a causa de una lesión en las patas traseras.

El chimango fue recuperado de un domicilio particular un poco desnutrido y golpeado, y el gato montés fue una entrega voluntaria realizada al centro de rescate de Río Cuarto.