Regionales |

Un jinete cabrerense es parte del equipo cordobés del Festival Nacional de Doma y Folclore

Se trata de Orlando Orozco, quien clasificó por primera vez para representar a la provincia durante esta 57ma edición en Jesús María

El jinete cabrerense Orlando Orozco cumplió su gran anhelo y pudo acceder a ser parte del equipo provincial que participará de la edición 2023 del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María; tras años de intentarlo y asistir en representación de la provincia de Catamarca.

“Gracias a Dios se nos dio este año. La veníamos peleando hace rato. Tuve la oportunidad de ir en el año 2005 a representar a la provincia de Catamarca y después fui otros cuatro años más pero a montar en los broches de oro”, comentó el vecino de 39 años. “Nunca más pude entrar a pelear el campeonato en las diez noches. Y esta vez se me dio lo que es mi sueño, ir en mi categoría basto y encimera y por mi provincia de Córdoba”, dijo a Puntal.

Por primera vez, y luego de muchos intentos realizados por el jinete cabrerense, la fortuna permitió que “todo se diera”. Si bien en el ambiente de la jineteada nadie duda de las condiciones que ha tenido desde joven para acceder a formar parte del equipo cordobés, la suerte siempre estuvo ausente, según palabras del propio protagonista.

“A esta altura de mi carrera como domador quiero traer este premio importante para nuestra ciudad”

Durante este año se realizó el campeonato provincial y de esa manera se eligió entre todos los jinetes cordobeses a tres, uno por categoría: uno en clina, uno en grupa, y otro en basto y encimera. “Las veces que yo competía llegaba siempre hasta la final y ahí el caballo me fallaba; si no se caía, se quedaba parado pero este año se dio. Todo anduvo bien en las cuatro fechas”, relató el cabrerense.

La sumatoria de puntos en las cuatro fechas benefició a Orozco para alcanzar la meta. Todo comenzó el 22 de mayo en General Cabrera, luego siguió en Jovita, Las Varillas y por último en Arroyito.

Si bien estar en el Festival de Jesús María es un verdadero orgullo para los jinetes, los gastos de competir en el certamen corren por cuenta del participante, lo que muchas veces genera gran dificultad.“Eso es lo que tiene de feo este gran festival. Ellos no se hacen cargo de nada. En el año 2005, cuando fui parte del equipo de Catamarca, me ayudó con los costos la empresa Prodeman de General Cabrera. En aquel año, la provincia de Catamarca no se hizo cargo de los gastos. Este año es más o menos lo mismo”, comentó.

La organización sólo le otorga al participante dos entradas, una para él y otra para la pareja; pero son “muchas noches y tenemos que alquilar un lugar para estar y poder concentrar y descansar”.

Con respecto a la preparación, el jinete recordó el retraso físico que significó la pandemia. Según sus expresiones, “no se podía participar de estos eventos y por más que uno saliera a correr o fuera a hacer ejercicios al gimnasio, no fue lo mismo. Yo salía a andar en bicicleta y eso me ayudó un poco. Pero agradezco a don Miguel Depetris que tiene una cabaña de criollos, acá en General Cabrera. Me ha dado unos caballos para amansar y eso es lo que me ha servido mucho. Ando todo el día a caballo. Eso es lo que sirve y lo tomo como mi entrenamiento”, indicó.

En tanto, la jineteada comenzará en Jesús María el próximo 6 de enero y un día antes Orlando viajará para competir. “A esta altura de mi carrera como domador quiero traer este premio importante para nuestra ciudad”, subrayó.

En este orden hizo un repaso por su carrera no solo en el país sino en el exterior. “Han sido muchos años de jineteada y he tenido la oportunidad de ir a Chile, a Brasil, a Uruguay donde fui dos años seguidos. Salí subcampeón en el prado de Montevideo que es uno de los festivales más importantes como el de Jesús María acá. En Diamante también salí subcampeón dos años seguidos. Y después había ido a Jesús María a montar los broches de oro en el 2001, gané un broche de oro”.

“Después de muchos premios en muchas provincias, hemos recorrido todo el país gracias a Dios. La verdad fueron muchos, pero esto era lo que faltaba”, explicitó haciendo referencia a la cuenta pendiente que tenía con el festival nacional en Córdoba.