Regionales | Universidad | proyecto | Propuesta

Orientación vocacional, desde las emociones: chicos dehezinos aprenden sobre la toma de decisiones

Se trata de una propuesta municipal que comenzó días atrás e incluye a jóvenes de 17 a 24 años. "Tiene un enfoque desde el autoconocimiento", dijo la directora de Educación, Mónica Mansilla

En General Deheza arrancó el proyecto de orientación vocacional “Mirarme”, una propuesta que se impulsa desde el Municipio a través de la Dirección de Juventud y la Dirección de Educación. Un grupo de chicos de la localidad forman parte de esta iniciativa que pone el foco en la educación emocional para la toma de decisiones.

“Está dirigido a jóvenes de entre 18 y 24 años de edad que estén en el último año escolar o que ya hayan terminado la escolaridad y estén buscando definir qué estudiar o en qué trabajar”, precisó a Puntal la titular de Educación, Mónica Mansilla, quien coordina la actividad junto con la profesora Vanesa Macías, del área de Juventud.

La funcionaria indicó que ya se realizó el primer encuentro el mes pasado, con una importante convocatoria e indicó que se repetirá un sábado de cada mes hasta octubre. No obstante, adelantó que se planifica que en 2023 se lleve a cabo durante todo el año.

Sobre la modalidad de la iniciativa, contó que los chicos trabajan “con un grupo de profesionales de la ciudad de Río Cuarto, que se denomina grupo IKIGAI”. Aclaró que la tarea “tiene un enfoque desde el autoconocimiento, además de conocer a otros y trabajar con otros; para de esta manera ir construyendo este camino que lleve a tomar decisiones. No solo a nivel académico, laboral, sino también de vida. Se trata de conocerse a uno mismo para poder decidir”.

Al mismo tiempo, detalló que la convocatoria fue abierta, gratuita y voluntaria, ya que se pretendía que “se anotaran quienes quieren y no que se tratara de una obligación escolar”.

Mansilla diferenció las capacitaciones de orientación vocacional que se brindan desde los colegios, con la que se ofrece desde el proyecto. “En las instituciones escolares se brinda desde otra perspectiva, aquí sostenemos que hay que trabajar desde uno mismo y por eso está la educación emocional. No solo para poder trabajar con otros, sino también para tomar decisiones”, comentó.

“Nos interesa que ellos puedan desarrollarse por medio de su reconocimiento, desde un autoconocimiento. Es decir quién soy, para qué estoy, qué puedo hacer y qué cosas me salen mejor. Indagar sobre las propias habilidades, que por allí es difícil reconocerlas. En este camino no solo trabajo en mí, sino en cómo me voy a manifestar en el trabajo con otros pero siempre en esta construcción personal”, enfatizó.

La propuesta se combinará con un evento que se llevará a cabo en el mes de septiembre en General Deheza, denominado “Expo Carrera”. “Va a estar dirigido a jóvenes de la localidad y la zona para que vengan a conocer propuestas educativas de la Universidad Nacional de Río Cuarto, la Universidad Nacional de Villa María, la Universidad Tecnológica y varios centros de educación terciaria. Y será no solo para quienes participen de este proyecto Mirarme, sino para todos los que quieran sumarse”.