Río Cuarto | universidades | UBA | Gobierno

Universidades le reclaman a Milei un aumento del 270% como el de la UBA

“Esto no es quien llega primero a golpear una puerta”, dijo la rectora Rovera a Puntal, quien agregó que están en “sesión permanente” a la espera de una respuesta. “Defender un modelo unitario sería un retroceso”, lanzó

Universidades le reclaman al Gobierno un incremento del 270 por ciento para gastos de funcionamiento como el de la UBA.

“Esto no es quien llega primero a golpear una puerta”, dijo la rectora Marisa Rovera a Puntal. Y acotó: “Defender un modelo unitario sería un retroceso absoluto”.

Rovera señaló que los rectores están en “sesión permanente” a la espera de una señal: “Esperaremos en estos próximos días a ver si el Gobierno tiene alguna respuesta favorable”.

Y agregó que sigue siendo “muy compleja” la situación económica de la Universidad.

“En realidad es una opinión unánime de todos los que conformamos el Consejo Interuniversitario Nacional. Fue realmente sorpresivo y yo diría inaceptable en cuanto a la decisión. A la decisión de solamente atender el reclamo de una única universidad dentro de todo un sistema. O sea, venimos reclamando de manera colectiva, de manera conjunta, la situación de todas las universidades públicas nacionales y resulta que nos encontramos con que el Gobierno da una actualización presupuestaria para fondos de funcionamiento del 270% y del 300% para los hospitales, pero solamente a la Universidad de Buenos Aires”, expresó la rectora.

“Eso generó malestar. Algo inaceptable e inadmisible desde el punto de vista de que estamos todos en un sistema en la misma situación y los estudiantes son más de dos millones que están distribuidos en las demás instituciones de educación superior pública de todo el país y que estamos desde el principio de este año reclamando que el contexto es muy, muy complejo, y no solamente circunscripto a una cuestión de gastos de funcionamiento, que obviamente es como lo trascendental desde el punto de vista de las necesidades básicas para poder funcionar, sino también desde otros puntos de vista que fueron incluidos en el documento que se presentó y se compartió a nivel nacional el pasado 23 de abril, que tiene que ver con, por supuesto, considerar los salarios de los trabajadores docentes, no docentes, todo lo que tiene que ver con la inversión necesaria para el sostenimiento de la ciencia, la tecnología, el fortalecimiento de las actividades extensionistas, los programas de infraestructura y todo lo que tiene que ver con becas de estudiantes”, agregó.

“Todos esos puntos de alguna manera convergen en que las instituciones puedan cumplir su rol, obviamente, profesionales de excelencia, brindar una calidad en la enseñanza y también el rol social que va más allá de eso, que tiene que ver con todas las actividades de generar conocimiento, involucrarnos en problemáticas sociales emergentes, ampliar los alcances sociales en la intervención de las universidades y hacer frente a eso, es decir, toda infraestructura en el sentido de que no es que la obra se puede ver como algo vacío o como algo sólo circunscripto a un espacio, sino que es lo necesario para justamente poder realizar esas actividades”, indicó.

“Fue un debate largo de más de dos horas en relación con ese tema y salió ese documento que ha tomado como corresponde conocimiento público. Esperaremos en estos próximos días a ver si el Gobierno tiene alguna respuesta favorable en ese sentido y seguimos en estado de sesión permanente, de comunicación permanente, siempre hemos apuntado, y eso es algo que sostenemos, porque entendemos que los acuerdos, el entendimiento mutuo entre el sistema y el Gobierno tienen que partir y sostenerse sobre la base del diálogo, sobre la base de la escucha, sobre la base de poner sobre la mesa todo el quehacer de la vida institucional, que no es una cuestión caprichosa y sin fundamentación”, acotó.

“Incluso dispuestos a entender el contexto de crisis que atraviesa todo el país. Yo siempre he dicho que esto no se debe ver desde una isla, somos parte de la sociedad y por eso tuvimos el acompañamiento y el respaldo social el pasado 23 de abril, que es una muestra irrefutable de que la sociedad acompaña ese significado, ese capital social que la educación pública superior tiene. Así que ese fue un poco el panorama y es lo que nos encontramos hoy”, manifestó Rovera.

-¿Han tenido alguna respuesta por parte del Gobierno?

-No, esto fue el día 15. Uno mantiene a veces los contactos por mensaje y demás. No hemos tenido ninguna noticia al respecto. Por eso un poco mantenemos el mismo estado de alerta desde el comienzo, que comenzó esto de reclamar y de poner en conocimiento del Gobierno la preocupación que tenemos en cómo sostener nuestras funciones sustantivas, que insisto tienen que ver con la docencia, la extensión, la investigación, el involucramiento con problemáticas sociales, en fin. Pero no, hasta el momento yo al menos no estoy en conocimiento de que se haya convocado a algún tipo de reunión, pero estamos expectantes de eso porque, como ya lo dije, si se admite y se refuerza a una de las universidades nacionales, claramente es una lectura directa de que la necesidad está. Entonces la necesidad está porque es algo, como decimos, las universidades, más allá de las particularidades de cada una, hay diferentes tipos de carreras, diferente cantidad de estudiantes, diferentes políticas hacia el interior con relación a fortalecer determinados procesos, pero la función en sí transversal de las universidades es común, por eso funcionamos como sistema y por eso un poco lo que queremos rescatar es que esto no es de alguna manera quien llega primero a golpear una puerta, tiene que ver con entender las más grandes, las intermedias, las más chicas, porque detrás de cada universidad, dentro de cada universidad hay estudiantes, hay familias que confían en la universidad pública, entonces esto no se puede manejar, o no debería manejarse discrecionalmente, sino justamente entender la problemática y de acuerdo a esa envergadura de las instituciones aportar la inversión necesaria.

“No pongo en ninguna tela de duda la necesidad de la Universidad de Buenos Aires, lo que digo es que el dar respuesta a eso debió haber conllevado dar respuesta a todo un sistema”, concluyó.