Río Cuarto | UNRC | presupuesto | Marisa Rovera

"De no mediar una recomposición vamos a tener inconvenientes"

La UNRC advierte que "la reconducción del financiamiento 2023 a iguales valores para 2024 resulta claramente insuficiente para afrontar los gastos necesarios que garanticen el normal desarrollo de las actividades"

“De no mediar una recomposición vamos a tener inconvenientes para el pago de servicios generales, devaluación de las becas, afectación del sistema alimentario, adquisición de insumos para docencia e investigación, programas especiales, entre otras tantas actividades que hacen al quehacer institucional”, advirtió el Rectorado de la Universidad Nacional de Río Cuarto, a través de un documento que difundió ayer.

“La reconducción del financiamiento 2023 a iguales valores para 2024 resulta claramente insuficiente para afrontar los gastos necesarios que garanticen el normal desarrollo de las actividades”, agregó la casa de altos estudios.

- “En el complejo contexto socio político y económico del país, en el que está inmerso el sistema universitario nacional y en particular nuestra universidad, el Rectorado desea expresarle a la comunidad universitaria y a la sociedad en general que sostenemos nuestro compromiso con la educación pública y el sistema científico-tecnológico nacional”.

- “En este sentido, multiplicamos esfuerzos para encontrar alternativas que permitan hacer frente a las exigencias actuales y así mantener el funcionamiento de la institución”.

- “Informamos a la comunidad que el Presupuesto 2024, asignado por el gobierno nacional para el funcionamiento de esta universidad es el mismo que el presupuesto del 2023; la reconducción del financiamiento 2023 a iguales valores para el 2024 resulta claramente insuficiente para afrontar los gastos necesarios que garanticen la continuidad y el normal desarrollo de las actividades”.

- “El Presupuesto 2023 reconducido, con un ritmo inflacionario creciente desde entonces, implica que de no mediar una recomposición vamos a tener inconvenientes para el pago de servicios generales, devaluación de las becas, afectación del sistema alimentario, adquisición de insumos para docencia e investigación, programas especiales, entre otras tantas actividades que hacen al quehacer institucional”.

- “La situación socioeconómica e institucional actual es crítica; este escenario nos interpela y nos demanda la construcción de consensos, necesarios para que la Universidad siga cumpliendo con sus roles y compromisos, institucionales y sociales”.

- “Este Rectorado participa activamente en la búsqueda de definiciones y soluciones colectivas. Se vienen realizando gestiones institucionales con autoridades nacionales, provinciales y municipales, consultas permanentes con responsables universitarios del sistema nacional (CIN) y con representantes de áreas pertenecientes al sistema científico nacional -por ejemplo, Conicet-, entre otras”.

- “Además, en el ámbito de nuestra universidad, se instrumentan reuniones permanentes y consultas con diferentes sectores que componen la institución; autoridades de las facultades, representantes gremiales (docentes y no docentes), líderes estudiantiles (Furc, centros de estudiantes) y miembros de nuestra comunidad en general muestran su preocupación y a la vez el compromiso propositivo en la búsqueda de soluciones”.

- “Por otra parte, sabemos lo difícil del contexto que circunda a la Universidad; para afrontar la compleja situación, apelamos al compromiso de todos los actores y sectores”.

“Para afrontar la compleja situación, apelamos al compromiso de todos los actores”.

- “Nos comprometemos a conducir y acompañar todas las gestiones para sostener el desarrollo de las actividades académicas, de investigación y de extensión, que ponen a la vanguardia a la institución como universidad pública con compromiso social”.

las más leídas