Río Cuarto |

Va a juicio por estafa un abogado del foro local que vendió una casa pero nunca la entregó

El acusado, Marcelo Marzari, habría recibido una serie de pagos de la damnificada, Daniela Olivera, con quien realizó la operación comercial por una vivienda en el country San Esteban

El abogado Marcelo Antonio Marzari irá a juicio, acusado por estafa por venderle a Edith Daniela Olivera una vivienda que nunca le entregó. Así lo confirmó recientemente la Justicia local.

Este lunes 12 de septiembre, la Cámara del Crimen Segunda de Río Cuarto confirmó la elevación a juicio de la causa en contra del letrado del foro local, por supuesto autor del delito de Estelionato, que comúmente se denomina como estafa.

De esta forma, revocó el sobreseimiento del juez de Control de Río Cuarto y, en consecuencia, hizo lugar al recurso de la parte querellante, elevando finalmente la causa a juicio en contra del letrado investigado.

El acusado habría recibido pagos por unos 3,5 millones de pesos, según consta en el expediente.

Acusado de estafar con una propiedad que nunca entregó, Marzari llegará a juicio oral y público tras la investigación de la Fiscalía de Primera Nominación, que se dio por concluída a principios de este año.

No obstante, el juez de Control Diego Ortíz dictó el sobreseimiento del letrado del foro local, resolución que apeló la querella y derivó esta semana en la sentencia de la segunda instancia que revocó esa medida.

Denuncia contra el hijo

Por otro lado, la querella también formuló una nueva denuncia penal contra el abogado Mariano Marcos Marzari, hijo del imputado, por considerar que entre padre e hijo hubo un accionar premeditado para ocultar el verdadero origen del bien.

Esto, con la presunta finalidad de vender como propio un inmueble ajeno, encubrir el patrimonio de Marzari padre y, de esa forma, favorecer su insolvencia ante futuros reclamos.

La querella hizo la nueva presentación en contra de Marzari hijo a partir de un recurso de queja interpuesto ante la misma cámara, como supuesto partícipe necesario del delito, por entender que, sin su cooperación, el padre jamás podría haber consumado la estafa.

Siguientes pasos

Fuentes judiciales confirmaron que, efectivamente, la Cámara Segunda del Crimen confirmó la elevación de la causa principal, y ahora el expediente vuelve al Juzgado de Control para que éste formule la elevación a juicio, conforme lo había requerido el fiscal de instrucción de primer turno, Pablo Jávega.