Arquitectura | vivienda | casa | Estilo

Una casaquinta con aire de campo

Emplazada sobre un terreno de grandes dimensiones, con una visual directa hacia una cancha de polo, la obra complementa el protagonismo de su color rojo intenso con el verde del entorno. ¿Cómo se resolvió el proyecto?

En la periferia urbana de General Levalle (Córdoba) y sobre un terreno de 45 metros de ancho por 100 de fondo, una vivienda familiar presenta especial protagonismo tanto por el estilo adquirido como por su color rojizo, que comulga con los grises de sus componentes y se complementa con el verde del entorno.

El diseño inicial fue orientado hacia un estilo inglés-colonial y durante la etapa de proyecto incorporó matices propios fruto de la interacción entre la profesional y sus clientes, representados estos últimos por un matrimonio que encargó la construcción de una vivienda para residir allí junto con sus dos hijos.

7.jpg

La arquitecta Claudia Bollati, responsable del diseño y la ejecución de la obra, contó a Puntal ADC que la casa se fue personalizando en función de los requerimientos de la familia que la habitaría. “Querían una casa simple, que no se viera muy grande para que no resultara tan tosca. El terreno se ubica al lado de una cancha de polo, lo que constituyó una condicionante importante porque querían que fuera el remate visual hacia el este”, explicó Bollati.

La casa se resolvió en una planta baja lineal con dos áreas bien definidas: un ala privada que alberga tres dormitorios -cada uno con su vestidor y una con baño en suite-, más un baño subdivido en tres (antebaño, baño y ducha); y un ala pública, que reúne un amplio living-comedor y tiene por remate con una gran cocina parcialmente integrada. Sobre esta última se adosa el lavadero.

3.jpg

La fachada de la casa da al sur y por ello es que se implementaron aberturas de menor dimensión respecto de la contrafachada, hacia donde se abren las ventanas de los dormitorios con orientación hacia el norte.

Espacios intermedios

En lo que respecta a espacios intermedios, un porche abre paso al hall de ingreso a través de una gran puerta rústica -tipo granero- y, en la contrafachada, una amplia galería con asador vincula el estar-comedor con el jardín, donde a la vez cobra protagonismo la pileta.

5.jpg

En total, la casa cuenta con 226 metros cuadrados cubiertos, que se reparten 196 en planta baja y 36 en una planta alta que alberga un espacio de lectura y de estar.

Este ambiente especialmente encargado balconea hacia el jardín a través de una terraza, con vistas a la pileta y a la cancha de polo. “La cocina ocupa un lugar importante en el proyecto, por lo que se diseñó un espacio amplio dotado de una isla”, señaló.

8.jpg

Materiales

Los materiales son partícipes directos del estilo general de la obra. Respecto de los pisos, todo el sector privado de los dormitorios, pasillos, vestidores y antebaño cuenta con entablonados de madera de primera calidad, mientras que en los baños se combinan venecitas con microcemento.

En tanto, para los pisos en el área social (representada por el estar-comedor, cocina, galerías y el porche) se implementó microcemento combinado con adoquines a modo de junta dilatadora, que a la vez adquieren formas curvas que integran los espacios entre sí.

6.jpg

“Desde las ventanas puede verse cómo un semicírculo que inicia en el interior se completa en la galería u otro espacio exterior”, señala la arquitecta.

Las aberturas son de aluminio negro con DVH y las puertas internas están fabricadas en tableros de pinotea.

10 .jpg

La planta alta se ubica sobre el sector del living y es soportada por una estructura hecha con perfilería de hierro y cielorraso de placas de fenólico, a pedido expreso del cliente. El resto de la casa se completa con vigas y machimbre de madera.

Mientras, en el exterior, la cubierta se compone de chapas de zinc gris oscura.

Color

El color es uno de los grandes protagonistas de la casa. Como mencionamos más arriba, el rojo forma una alianza con los matices acromáticos del gris y el negro y se complementa con el verde del entorno natural.

9.jpg

En los interiores, prevalece la gama de colores terracota, con algunos marrones en los baños y verde oliva en una de las habitaciones.

Mobiliario de madera, sillones de cuero y monturas de caballo en la decoración, terminan de imprimir un estilo vintage dentro la casa, como así también las farolas y las columnas ornamentadas en el exterior.

1.jpg

La vivienda cuenta con un sistema de acondicionamiento central por aire frío-calor y se complementa con una estufa a leña cuya chimenea atraviesa las dos plantas, aportando un calor extra a esos ambientes.

Una casa que tuvo sus inicios con un estilo definido pero que en con el correr del tiempo adquirió su propia impronta para alcanzar la funcionalidad deseada por quienes la habitan, lo que constituye un detalle no menor.

Javier Borghi