Productores del sur cuestionan la Ley Agroforestal y piden que se prorrogue - | puntal.com.ar
En Huinca Renancó unos 70 propietarios plantearon al secretario de Agricultura sus reparos a la normativa que obliga a destinar del 1% al 3% de sus tierras a plantaciones. Sostienen que la zona no reúne condiciones para ello
Productores del sur cordobés volvieron a reunirse para analizar la aplicación de la Ley Agroforestal y plantearon reservas a la misma señalando que la zona no reúne condiciones aptas para forestar, por la mala calidad del agua y la falta de control de fumigaciones. Asimismo, pidieron más tiempo para comenzar a aplicarla.

Del encuentro participaron unos 70 vecinos -algunos de ellos, acompañados por sus abogados-; el secretario de Agricultura, Marcos Blanda; el legislador departamental Abel Lino; el delegado zonal de Agricultura, Gerardo González; además de referentes de la Sociedad Rural de Huinca Renancó, entre ellos el presidente Patricio Melián, quien fue el impulsor de este debate.

Los productores presentaron sus críticas, ya que aseguraron que no se les consultó sobre la ley y que en la zona se presentan, según indican, inconvenientes para aplicarla debido a la mala calidad del agua y el tema de la falta de control en fumigaciones, que generan problemas en las cortinas ya implantadas, entre otros factores.

El secretario de Agricultura expuso detalles de la ley que exige una declaración jurada a presentar  antes del 31 de diciembre para comprometerse a forestar un porcentaje (del 1 al 3% en promedio) de sus campos en un plan a diez años. 

Los asistentes plantearon que este departamento General Roca no tiene condiciones aptas para forestar, es muy difícil lograr plantaciones por los riesgos ante el uso incorrecto de fitosanitarios por parte de gente foránea, el agua es de mala calidad y el olmo, que sería la especie más resistente, no está permitido en la normativa.

Cabe destacar que había presencia de abogados del medio local, ya que una de las alternativas sería interponer amparos en el caso de que no haya una prórroga.  

 Consultado por Puntal, el funcionario provincial Marcos Blanda señaló: "Generamos estos espacios y acá hubo un pedido importante de que se genere toda la información para poder ejecutar las obligaciones que tiene la ley, que el primer paso es cumplir con la declaración jurada", precisó .

Respecto del malestar expresado desde los productores, remarcó: "Yo entiendo que es desde el desconocimiento de la misma ley, de la cual es el espíritu una mejora ambiental, pero también está contemplada desde la mejora de nuestras producciones y de nuestras cuencas hídricas. Entendemos que el componente forestal dentro de las cuencas es importante, como lo son la rotación de cultivos y la conservación de suelos; este es uno de los departamentos que mas acciones realiza al respecto", resaltó.

Blanda manifestó que en general los productores vienen con un cumplimiento muy alto en cuanto a las declaraciones juradas: "Es un trámite sencillo que se hace a través del Ciudadano Digital y por el que hacen la declaración del stock que tienen. Lo que sí, tenemos muchas consultas sobre las especies que se pueden forestar y entendemos que parte de la ley es generar la cultura del árbol, que hay beneficios no sólo en lo ambiental sino en la producción".

Acerca del abastecimiento de especies, Blanda precisó que se están generando redes de viveros desde la Provincia y acciones con establecimientos educativos que van a ser posibles proveedores de plantas, así como desde el sector privado se están desarrollando todas las acciones.



Más plazos



Los productores subrayaron su intención de cumplir las exigencias, pero pidieron una prórroga en los plazos y que la Provincia brinde condiciones viables para poder responder a las exigencias. Ahora se enviará una solicitud con estas peticiones y se espera poder acordar condiciones que se puedan cumplir en la práctica.

 Cabe agregar que casi la mitad del departamento Roca está en el área protegida del llamado Corredor del Caldén, que ocupa unas 665.000 hectáreas. Pero, ante el avance de la frontera agrícola, se ha visto reducida a lo largo de los años a su mínima expresión, a tal punto de contar con sólo 15.000 hectáreas en buen estado de conservación. 

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas