Río Cuarto |

4as Jornadas de Sexualidades “Se debe concientizar a los docentes sobre lo que implica el hostigamiento escolar”

Alejandro Viedma, autor del libro “Les Rares”, será uno de los disertantes que participarán del encuentro de este año. En esta entrevista, se refirió a los efectos negativos que produce el acoso y a la necesidad de prevenir los hechos de discriminación.

“Quiero dejarles un mensaje a los adultos que ocupan cargos de mucha responsabilidad, a los docentes, a los profesionales de la salud, a los padres: les pido que no tengan una mirada indolente, insensible frente al sufrimiento de niños, niñas y adolescentes en general y, sobre todo, al de los LGBT; es de suma importancia que estén atentos porque cuando te lastiman te vas cerrando gradualmente, aislando y, cuanto menos un pibe hable y socialice, más problemas tendrá en su vida, ya que su autoestima va decayendo”, sostuvo Alejandro Viedma, uno de los referentes que estarán presentes en la 4ª Jornada de Sexualidades que se desarrollará esta semana en Río Cuarto.

Viedma es licenciado en Psicología  (UBA) y coordina grupos de pertenencia LGBT en Buenos Aires, y en diálogo con Puntal analizó la importancia de contar con jornadas como las que tendrá nuestra ciudad, enfocadas en la Educación Sexual Integral. 

“Me parece que estas jornadas pueden ayudar mucho, ya que destaco una buena organización, un trabajo grupal serio para difundir y que se implemente la Educación Sexual Integral en todas las escuelas, desde el respeto, la variedad de subtemas y por fuera de juicios morales”, dijo el especialista. 

- ¿Qué ejes destaca de estas jornadas que se realizarán desde el viernes?

- Me parece de gran importancia uno de los fines de este encuentro en Río Cuarto y es el de educar en la diversidad (sexual en particular y humana en general) desde una perspectiva de género y derechos humanos en un espacio, un lugar dirigido a docentes y su labor fundamental en la vida de niñes y adolescentes. 

Viedma agradeció a los organizadores la invitación a participar de este encuentro: “Porque también espero disfrutar de las propuestas de profesionales interdisciplinarios dispuestos a apoyar la no discriminación desde talleres, actividades varias e historias enmarcadas en las distintas cuestiones afectivo-sexuales, amorosas y conflictivas dentro y fuera de las aulas”, indicó el psicólogo.

- ¿Considera que ha habido una mayor apertura social y por lo tanto, de los docentes, en lo que es la diversidad sexual?

- Una de mis metas en las actividades en las que participaré es poder generar conciencia en les docentes sobre la problemática del hostigamiento escolar, especialmente con contenido homo y transfóbico, ya que siempre este acoso específico produce efectos duraderamente negativos, a veces con un desenlace trágico en quienes lo padecen y apuntar a prevenir, no permitir que continúen reproduciéndose sucesos discriminatorios entre niños, niñas y adolescentes, y que los adultos se sensibilicen y responsabilicen desde sus roles. 

Viedma se referirá en su disertación al valor de romper los silencios deconstruyendo prejuicios, “desnaturalizando prácticas que lastiman y visibilizando sin tabúes las temáticas primordiales que atraviesan a las diversidades sexuales”, expuso el especialista. 

Además, señaló: “Me gustaría ahondar en los costos psíquicos y físicos de que se mal-eduque en sexualidades, justamente cuando no se ha implementado la ESI hay consecuencias psicológicas en las personas, resultados que nunca son positivos”.

Explicó que a esto lo destaca como psicólogo que escucha las vivencias de personas que pasaron por ello y también en primera persona. “Me considero un sobreviviente del bullying y si se quiere un resiliente, pero mucha gente no toleró el aislamiento, los insultos, las cargadas constantes en los sitios donde uno pasa muchas horas diariamente y muchos días de su vida”, aseguró.

Junto con la cabrerense Verónica Dema, Viedma escribió el libro “#LESRARES, Relatos de Diversidad Sexual”, en el que hacen una definición clara de lo que es el bullying: “Es un término en inglés que refiere al acoso o al hostigamiento escolar. Se trata de cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre alumnos de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado”.

Viedma sostuvo que, en general, “un chico que no se percibe o no se va perfilando como heterosexual cree que no tiene un lugar porque está más en soledad y en silencio que otra persona de cualquier otra ‘minoría’ discriminada, se va metiendo en el placard porque advierte que no puede compartir con su familia lo que siente y cómo está siendo violentado, agredido”. Expresó, en tanto, que esto sucede ya sea en “niños o adolescentes judíos, afrodescendientes, de países limítrofes porque comparten la misma característica que sus padres, quienes pueden ayudarlos porque los entienden, contienen y defienden”. 

Afirmó, además, que por tales motivos, la tasa de suicidios de adolescentes y jóvenes LGBT es mayor comparada con la de adolescentes y jóvenes heterosexuales.

- ¿Qué se puede hacer en contra de problemáticas como el bullying?

- Básicamente, la prevención y eso implica hablar, poner toda la palabra que se pueda, porque si no se simboliza la situación, se la actúa, se continúa poniendo en acto la violencia psicológica o física. Sería bueno que las víctimas puedan sentir que serán contenidas; que haya más y mejor comunicación entre los establecimientos escolares, los alumnos y sus familias; que haya un referente especializado en el tema y a quien acudir en las escuelas y en los colegios; incorporar un sistema anti-bullying para mejorar la convivencia entre los alumnos (y docentes) y así su educación.

Además, Viedma consideró de vital importancia que se respete y cumpla en todo colegio la ley de Educación Sexual Integral, “para comprender que la diversidad es bien amplia y así no sólo tener que abordar a una persona desde su biología, la cual cómodamente se abrocha a un cerrado e irreal sistema binario”.



Luis Schlossberg.  Redacción Puntal