Río Cuarto | Abrile | intendente | campaña

Chasqui: la mejor recopilación, con lo más picante de la semana

El ojo filoso de nuestros mensajeros y el resumen de los entretelones que dejó la noticia durante la última semana

Esperemos que al menos le devuelvan la plata al pobre Abrile

Para poder encarar cualquier empresa, por más grande o chica que sea, uno debe saber conformar un equipo de trabajo y poder confiar en la gente que lo acompaña.

Gabriel Abrile tiene el proyecto de ser intendente desde hace, al menos, 5 años cuando se presentó a las primeras internas de la UCR.

En todo este tiempo, una de las críticas que más recibió el hoy candidato a intendente fue la falta de gente de confianza que lo acompañe en este desafío.

chasqui abre.jpg

Con la propia Unión Cívica Radical fraccionada internamente, con el Pro desdibujado en la ciudad por falta de dirigentes con peso en las urnas y con la supuesta carencia de gente de su propio riñón, el combo para el Gabi viene verdaderamente complicado.

La muestra de esto es la campaña publicitaria que viene realizando en las redes sociales Abrile. En la semana lanzó un jingle de campaña al ritmo de un rap que dice: “Voto por el Gabi”.

Lo inentendible es que se trata de la misma música que popularizó hace un año el gobernador Juan Schiaretti con su recordado: “Yo lo voto a Juan”.

“Es increíble que nadie se haya dado cuenta de que le robaron la canción y el eslogan de campaña al partido opositor de la misma provincia”, dijeron en el Municipio.

Pero la historia no quedó ahí, ya que el miércoles presentó un flyer en el que dice que 7 de cada 10 mujeres eligen a Abrile como intendente, bajo el eslogan “El Gabi Abrile en el corazón de las mujeres”, donde se ven 10 mujeres sonriendo a la cámara.

El problema es que en vez de buscar a 10 riocuartenses que apoyen al Gabi en las elecciones, pusieron 10 mujeres que posaron para la campaña de un detergente vaginal que se comercializa en Europa del Este y se llama Floragyn.

“Pobre Gabi, ni los propios le juegan a favor”, dijo un exintendente radical en una reunión partidaria.

Esperemos que al menos la agencia de publicidad le devuelva la plata al pobre Abrile.

“La pandemia va a terminar siendo un examen para los dirigentes”

chasqui1.jpg

Desde la aparición del Covid-19 en nuestro país la lupa se posó en la reacción de nuestros dirigentes políticos ante las diferentes situaciones que se presentan.

“La pandemia va a terminar siendo un examen para los dirigentes”, se dice en la calle y un grupo de vecinos analizó lo que ocurre en un hecho puntual como la autovía 36 que une las ciudades de Córdoba y Río Cuarto.

“En el ingreso a nuestra ciudad hay controles sanitarios las 24 hs. para evitar que circulen personas que vienen de zonas con presencia del virus”, “le vamos a poner un 10 al intendente Juan Manuel Llamosas por prevenir la salud”.

“En el ingreso a Córdoba no hay control alguno, por lo que puede circular cualquier persona que tenga síntomas de la enfermedad”, “le vamos a poner un 0 al intendente Martín Llaryora por no preservar la salud de los cordobeses”.

“Lo llamativo es la cantidad de controles de la Policía Caminera que hay en los 210 kilómetros de la autovía, los cuales ponen multas a diestra y siniestra sin siquiera preocuparse por la cuestión sanitaria”. “En este caso le vamos a poner al ministro de Seguridad Alfonso Mosquera un 0 en salud, pero un 10 felicitado en recaudación”.