Regionales | Agua | María | piletas

Para fomentar el uso responsable del agua, Adelia María pide que se declaren las piletas

Los vecinos que posean piscinas deberán asentarlas en la oficina de Obras Privadas.

Son varias las poblaciones de la región que cuentan con un elevado número de casas particulares que tienen piletas de natación, algunas de materiales sólidos y otras de lona. El recambio frecuente de sus aguas implica un consumo excesivo para las cooperativas y entes prestatarios de sistemas de provisión de agua.

La situación se presenta con frecuencia y se acentúa en días de mucho calor. Así, la Municipalidad de Adelia María y la Cooperativa Celam advirtieron de los excesos de uso del agua potable. Una vez más surgen las advertencias del cuidado del vital elemento, a los fines de llegar a evitar una posible emergencia hídrica.

En esta localidad los pobladores consumen agua potabilizada bajo sistema de purificación tipo ósmosis inversa.

De esta forma, ambos organismos decidieron trazar un compás de prevención, por lo que informaron a la comunidad que quienes posean piscinas deberán declararlas en la oficina de Obras Privadas de la Municipalidad de Adelia María.

Otros de los puntos marcados en la propuesta expresa: “Se prohíbe el llenado de piscinas con agua tratada de red”.

Se advirtió que “se regularizará y controlará el cumplimiento efectivo de los días establecidos para baldeo”, y se remarcó que “es importante el uso controlado y responsable del servicio, evitando el derroche innecesario de agua”.

En Coronel Moldes, un colaborador del Club Belgrano manifestó una observación sobre el uso de la pileta que poseen las instalaciones, donde se ha reducido la asistencia de jóvenes, principalmente, “porque muchos ya tienen instalada su pileta de natación en la propia casa y eso motiva, además, reuniones con los amigos”.

En Bulnes, sucede algo similar. Días atrás, el Municipio recomendó no derrochar agua. La cantidad destinada a beber y a uso culinario es limitada y el agua proviene de una planta de ósmosis.

Achiras y Las Albahacas

Por estos días, hubo una constante afluencia de turistas a la villa serrana, por lo que se ha incrementado el uso de agua potable en muchos sectores.

El intendente José María Gutiérrez dijo que las últimas lluvias alejaron el riesgo de una posible bajante del río, donde se encuentran las tomas de agua que llenan las cisternas.

“No falta el agua, pero eso no significa que no haya derroches”, indicó el mandatario, expresando que en días de intenso calor hay que evitar los usos excesivos, tales como lavado de los autos, veredas y llenado de piletas.

En tanto, en Las Albahacas se sigue trabajando para alejar riesgos de faltante de agua. La comuna viene haciendo un esfuerzo considerable en la ampliación de la red.

Miriam Agüero, presidente de la comuna, manifestó que el asunto del agua potable tiene varios años de antigüedad y que ahora se intentará solucionar en forma definitiva, pero hace falta la ayuda del gobierno provincial.