Deportes | aislamiento social | clubes | Coronel Moldes

Crespo sigue vislumbrando un torneo corto, por zonas y sin descensos

El presidente de Toro Club de Coronel Moldes remarcó que espera que en la reunión de la Liga prevista para el 3 de agosto haya más claridad sobre la posibilidad de que este año haya actividad

Si bien reconoce que es difícil establecer en este momento una fecha en la que pueda volver la actividad oficial en la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto, Rubén Crespo, presidente de Toro de Coronel Moldes, sigue viendo como única alternativa un torneo corto, por zonas y sin descensos.

El dirigente expresó que esperan la reunión de la Liga prevista para el 3 de agosto para tener alguna claridad con respecto a los torneos. “Si todo sigue como hasta ahora, en agosto a lo mejor se define arrancar en septiembre, pero es algo difícil de afirmar ahora”, explicó.

“Mi opinión es que la A no se pueda todos contra todos como estaba previsto. Una posibilidad es hacer un torneo entre septiembre y diciembre o enero. En tres zonas, como fue el año pasado, y que no haya descensos. En la B, buscar la forma y que haya los ascensos que estaban previstos”, expresó a forma de ida el dirigente moldense.

“Jugar sin público es imposible. Salvo que se decida encarar la competencia con planteles totalmente amateurs. Nosotros cuando se resolvió el parate licenciamos a todos. Tenemos la ventaja que la mayoría tiene otra actividad y no vive del fútbol y los arreglos eran por partidos”, comentó.

“Todos los clubes estamos en la misma. Todavía no se definió nada. Comprendo la inquietud de los jugadores y directores técnicos, pero la responsabilidad es de los presidentes de los clubes. El problema es cómo juntás treinta personas en un vestuario, en una trafic. En infanto-juveniles también la situación es muy complicada”, añadió.

Resaltó que al momento de que se resolvió el aislamiento social, preventivo y obligatorio, estaban en un buen momento deportivo. “Estábamos haciendo un muy buen provincial y una aceptable copa de la Ruta E86, con un plantel rearmado casi con un noventa por ciento de jugadores locales, de inferiores, más los históricos que quedaron de la Alianza, como Mugnaini, Núñez y Tello. Se había quedado Ramírez Riascos y habíamos sumado a Leguiza y un arquero suplente para Airaudo”, dijo.

En cuanto a obras, comentó que no tenían ninguna prevista y para afrontar los gastos mensuales “se pidió una cuota de apoyo a un grupo de socios y allegados y con esa ayuda nos pusimos al día”.

Finalmente, el presidente comentó que el sábado el club reabrió sus puertas para el tenis y pádel y así volvió a tener algo de movimiento.